TONTO, RETONTO Y TONTAZO: Se burlaron de la policía y terminaron pidiendo ayuda

No existe nada más triste que un pavo borracho, por eso cuando los vez intentando volar cuando apenas pueden correr, sólo se pueden hacer dos cosas, o llorar o reír (nosotros elegimos cagarnos de risa)

La secuencia fue así: Entraron corriendo a la estación, hicieron trencito para pasar el molinete todos juntos, pero uno no pasó. Uno dejó de correr de la policía y volvió a rescatarlo, el otro jamás se dio cuenta de nada, y siguió corriendo protagonizando una escena digna de Los Tres Chiflados.

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.