HOMBRES SUFRIENDO EN EL SHOPPING: Lo mejor que nos dejó las fiestas

Generalizar es sabido que no es una buena costumbre, pero hay que admitir que al pasear por el shopping uno puede ver mujeres que rondan los locales cual abejas con las pupilas dilatadas, y todos sus sentidos abocados en la búsqueda del preciado polen.

Mientras tanto, en un rincón oscuro, en banquitos incómodos, viendo el fondo de pantalla de sus celulares, y sufriendo enormemente de lo que llamamos “Embolen Violentum” se encuentra el hombre.

Por suerte para los que no vivimos ese cliché, es una delicia ver esta fauna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.