GRAPE-KUN: El pingüino que se enamoró de un dibujo japonés

Se ha sabido de infinidades de hombres que se enamoran de personajes de animé y sueñan con que son sus novias, pero es la primera vez que se conoce la historia de un animal “otaku” (Fanático de los dibujos japoneses).

La historia es así:

El nombre del protagonista de este amor imposible es Grape-kun, un pingüino del zoo de Japón que se enamoró de una de los personajes de Kemono Friends, una franquicia que trata precisamente sobre la vida en un zoológico.

Sin embargo, la historia es más triste de lo que ya parece. Se recomienda tener pañuelitos a la mano.

Según reporta Daily Mail, el romance partió cuando Grape-kun fue desechado por Midori, una pingüina con la que había compartido durante 10 años en el Tobu Zoo, en la prefectura de Saitama al sureste de Japón. La hembra prefirió quedarse con un ejemplar más joven.

El equipo del zoológico se preocupó por la reacción del pingüino que comenzó a aislarse poco a poco, pero su suerte cambió cuando en medio de una campaña publicitaria llegó hasta su hábitat una figura de cartón correspondiente a Hululu, de Kemono Friends.

Con una postura y colores que recuerdan a su propia especie, Grape-kun vio cómo su vida sonreía con la llegada de Hululu. Los cuidadores cuentan que por esos días incluso se le vio con las alas extendidas y el pico hacia arriba, un rito de cortejo común. 

Fueron pocos días que pudieron compartir juntos, ya que Grape-Kun poseía la increíble edad de 20 años. Hasta el último día que el solitario pingüino estuvo en este plano, los cuidadores del Zoológico hicieron lo posible para que Hululu este presente.

El comunicado fue:

"El pingüino de Humbold, Grape-kun, falleció ayer. Sinceramente gracias a todos por apoyarlo hasta ahora. Gracias también a Hululu, quien lo vigiló hasta el final. Y gracias, Grape-kun por todo este tiempo. Descansa pacíficamente en el cielo".

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.