Descarrilado - Capítulo 21

Capítulo anterior, acá y el Índice completo.

 

 

-Que temprano.

 

Me dijo Florencio sorprendido al verme entrar

 

-Pola estaba con sueño. Y yo también.

-Esperame que termino de tomar este té y me acuesto con vos.

 

No lo esperé. Y se iba a meter a la cama, no podía pensar en tocarlo, quería llorar. Me hice el dormido para que no me toque. Desvelado y estático me quedé pensando: "No hice nada malo yo, no hizo nada malo Florencio".  Miré la hora en el celular, 3:00 a.m. Pero más me llamó la atención el mensaje que me había llegado.

 

Fermín: "Entré en shock, perdóname… yo también estoy viendo a alguien. No avancé hacia una relación porque pensé que esta distancia era temporal… ya veo que no"

 

Empecé a tocar a Flor que rápidamente se despertó para pasar a lo nuestro sin hablarnos.

 

17 de Abril

 

Lito:- Temporal

Mayra:-

Lito:- "Temporal" le mandó. ¡Medio año pasó! ¿Cómo puede ser temporal? Lo odio. Lo mando a la mierda y le dejo de hablar.

 

Estábamos en el camarín de Mayra que estaba por salir a ensayo… mientras se hacia las pruebas de maquillaje y vestuario. Entró Amelia.

 

Amelia:- Traje un café.

Lito:- ¿Cómo entraste acá?

Mayra:- Dije que es mi asistente.

Lito:- ¡Ay Dios!

Amelia:- Que cara de culo, pensé que ibas a estar más contento.

Lito:- ¿Por?

Amelia:- No, nada ¿A qué hora llegaste acá?

Lito:- Tipo nueve de la mañana.

 

Mensaje de Florencio: "Me dijo la portera que te buscaba un chico hoy, Luis"

 

Lito:- ¿Vos sabías que Luis está acá?

Amelia:- ¿Cómo sabes? Era sorpresa.

Lito:- El idiota dijo su nombre en la portería del edificio.

Amelia:- Que salame que es.

Lito:- Lo voy a llamar para decirle que venga.

Mayra:- No, acá no.

Lito:- ¡Que mala onda!

Mayra:- ¿Mala onda? ¿Te acordás de la escuela vos? Vos la pasabas hermoso acá con Barbie de Hawai. Pero yo no… y Luis era parte de eso.

Amelia:- Pasó hace tanto Mayra.

Mayra:- ¡Acá no, dije!

 

Se paró y se fue del camarín.

 

Lito:- Voy a tener que pedir que me dejen salir antes.

Amelia:- Decile que venga y ya fue ¿Desde cuándo le hacés caso a Mayra?

 

Me suena el teléfono.

 

Flor:- ¿Qué pibe te anda buscando?

Lito:- Es mi mejor amigo, te conté.

Flor:- Sí, ya sé… te cargo. ¿Cómo va tu primer día en el teatro?

Lito:- Bárbaro… me encanta.

Flor:- Yo te extraño acá. Nadie me cocina, nadie me mima.

Lito:- Volvé a vivir con tu mamá.

Flor:- Malo.

 

Cortamos y cuando me doy vuelta, Amelia tenía cara de enamorada.

 

Amelia:- ¿Cuándo se casan?

Lito:- Basta.

Amelia:- Te encanta.

Lito:- Sí, me encanta… me apoya en lo que quiero… un poquito me cela… me necesita y me lo hace saber, me hace sentir que hago las cosas que hago, bien.

Amelia:- Te enamora Florencio o Lito de novio con Florencio.

 

La muy hija de puta me tiró esa bomba y salió: ¿Qué estaba haciendo?. El ensayo fue transcurriendo de forma normal hasta que al momento de entrar a escena Mayra… entra Luis. Yo me paré como si nada y nos abrazamos. Siento que la música se corta y me doy vuelta para mirar el escenario. Mayra frenada.

 

Mayra:- Perdonen, no puedo seguir.

 

Salió del escenario. Esta bien, tardé unos minutos hasta llegar a su camarín… pero unos minutos nada más. No estaba… como si se la hubiese tragado la tierra. El director, exasperado, levantó el ensayo a los gritos y se fue.

Me dio tiempo para irme a pasear con Luis por ahí, más precisamente a tomar un helado.

 

Luis:- Ahora me podés explicar que pasó con Fermín.

Lito:- Sabés que no sé. No tengo idea…

Luis:- Pero vos le cortaste!

Lito:- Sí! Pensé que iba a recapacitar… pensé que si me calentaba y lo dejaba… iba a darse cuenta de todos los defectos que tiene… pero con la distancia, me di cuenta que esos defectos…. lejos de esos defectos… creo… que estoy mejor.

Luis:- Que pendejo!

Lito:- Sí, es un pendejo…

Luis:- Por vos lo digo.

Lito:- ¿Por mí?

Luis:- Sí, vos! Tan felices que estaban… ¿lo dejás por "defectos"? No son defectos de él… son caprichos tuyos.

 

Me dejó callado. Pensé que iba a ponerse de mi lado.

 

Luis:- Está viéndose con alguien.

Lito:- ¿Cómo sabés vos eso?

Luis:- Llegué ayer… fui a verte a la casa de él… si siempre estás ahí… él supuso que yo sabía del rompimiento y que pasé… no quiso ser descortés y pasamos la tarde juntos. De la nada me presenta al pibe… imaginate que yo no entendí nada.

Lito:- ¿Lo conociste?

Luis:- De hola y chau, nada más.

 

Me quedé helado. Pensé que era despecho… pero no, el pibe era real. No podía ni seguir hablándole a Luis.

 

Luis:- Pero es más feo que vos.

Lito:- No lo puedo creer.

Luis:- Después fui a tu casa y ahí me contó un poco lo que pasó.. y lo de Florencio, por eso fui a su departamento. Pero no entiendo por qué te pone así… si estás con Florencio.

Lito:- Si no entendés por qué me puse así… veo que no me conocés nada Luigi.

 

Después de consolarme y retarme al mismo tiempo por dos horas, nos fuimos los dos a lo de Mayra. Luis me esperó del lado de afuera y yo entré.

 

Lito:- Necesito que hablemos.

 

Amelia estaba con Mayra, que se evidenciaba claramente enojada.

 

Mayra:- Hablo de lo que quieras menos de lo que tenés en mente.

 

Abrí la puerta y dejé que Luis se vea.

 

Mayra:- Te dije que no. Me lo llevás al teatro, en un momento importante… así y todo, me voy abandonando todo, y ahora me lo traés acá. No quiero verlo.

Luis:- Te quiero pedir perdón nada más.

Mayra:- ¿Por hacerme la vida imposible de chica?

Luis:- Sí.

Mayra:- Me cagaste la vida, sabés.

Amelia:- No creo que sea para tanto May.

Mayra:- ¿Creés que no?

 

No paraba de agarrarse la cabeza y empezó a llorar.

 

Mayra:- ¿Sabían que en el jardín éramos amigos? Nuestras madres eran amigas.

 

Dijo mirándonos a nosotros acusatoriamente.

 

Lito:- No, yo no sabía.

 

Amelia negó con la cabeza.

 

Mayra:- Deciles, deciles por qué no nos vimos más Luis.

Luis:- Teníamos, no sé… seis años Mayra… compartimos amigos, ¿te parece que no podamos compartir un techo?

Mayra:- Nos dejamos de ver porque su madre nos descubrió agarrados de la mano… cinco años teníamos… supongo que ya había visto lo que era yo… ¿no?

Luis:- Cinco años teníamos.

Mayra:- ¿Y después? ¿No podías acercarte a mi? Cuando tenías 15 por ejemplo… cuando me pegaste delante de todos tus amigos, que me sacaron a la rastra de la fiesta esa.

Lito:- ¿Le pegaste?

Amelia:- ¿Por qué nunca supimos de esto?

Mayra:- Porque era amigo de ustedes… Y ustedes...

 

Nos miró a nosotros.

 

Mayra:- Ni se dieron cuenta de nada… me sacaron a los golpes y estaban en su nube… me llevaron a esa fiesta obligada, sabiendo que no me iban a querer ahí… y me dejaron sola.

Lito:- ¿Qué fiesta?

Mayra:- La del idiota de Nacho… la que llenó la casa de arena para hacer fiesta playera.

Lito:- En la que Amelia se chapó a Luis.

 

Dije agarrándome la frente.

 

Mayra:- ¿Qué? ¿Te lo agarraste?

Amelia:- Sí, ¿qué tiene?

Mayra:- Esa noche, este animal me pegó una piña porque le declaré mi amor.

Lito:- Pará! ¿Todo esto es porque estás enamorada de él?

Mayra:- Sí, obviamente… todavía lo veo y se me da vuelta el estómago… ahí lo tienen, quieren que me humille diciéndolo… ahí está.

Luis:- ¿Vos que te pensás que sos?

Mayra:- ¿Yo? ¿Ahora la culpa es mía?

Luis:- Claro que sí… te pensás que fue fácil para mí… la vida que llevé… ¿te pensás que mi viejo no me hubiese cagado a trompadas si me veía con vos?

Mayra:- Pobre víctima.

Luis:- No soy una víctima… pero a vos, tu familia toda la vida te apoyó en todo lo que quisiste hacer… y ser...yo tuve miedo, miedo toda la vida.

 

Se le caían lágrimas.

 

Luis:- Sabés lo humillante que fue pedirle a Lito que no diga nada de su sexualidad… ¿sabés lo que fue pedirle que no haga ni un gesto amanerado? Para que lo dejen entrar a mi casa…. para que no me peguen a mí.

 

Mayra se calmaba.

 

Luis:- Viví con un padre que me registraba la habitación… viví con un padre que me obligaba a practicar deportes que no me gustaban… viví con un padre con el que tuve que ponerme de novio con cualquiera, para llevar una chica a casa. No soy gay, pero podría haberlo sido.

Mayra:- Sos homofobico…. y de la forma en la que lo hayas llegado a ser… no es problema mío, no me cuentes tus traumas… sos homofóbico.

Luis:- No soy homofóbico.

Mayra:- Sí sos.

Luis:- Me acosté con Lito.

 

Todos me miraron a mí.

 

Lito:- Okey, eso era algo que habíamos acordado no decir… ¿te acordás?

Luis:- Yo también una vez pensé que era gay… ¿sabés el terror que me había dado cuando pensé que estaba enamorado de Lito? Pensé que me mataban…

Mayra:- El problema soy yo entonces… no tu sexualidad.

Luis:- Basta! Te estoy pidiendo perdón… no me voy a acostar con vos… pero quiero encontrar la forma de que podamos compartir amigos por lo menos.

Mayra:- No es tu sexualidad… estuviste con todos menos conmigo acá… soy yo.

Amelia:- A mí me besó nomás.

Lito:- Conmigo fue bien completo.

Luis:- No estás ayudando.

Lito:- Y unas ¿seis? o siete veces...

Luis:- Basta!

Lito:- Dejame disfrutarlo al menos… todos querían estar con vos en el colegio y lo logré yo…

 

Mayra me miraba enojada.

 

Lito:- Bueno, perdón… pero vos estarías haciendo lo mismo… lo tenía atragantado yo.

Luis:- Por favor Mayra! Perdón…

 

No le dijo que lo perdonaba… pero por lo menos, cenamos los cuatro… en paz.

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.