Conocé el nuevo método de defensa personal: Un lanzallamas portátil

Para la cartera de la incendiaria, o el bolsillo del caballero (de la quema)

Parece que la escalada de violencia no tiene fronteras, y el negocio de vender porquerías mucho menos. En los portales de chucherías chinas, por unos 30 dólares, nos podemos encontrar con un lanzallamas de mano. Algo así como un soplete de los que se usan en cocina pero para dejar rostizado a un agresor, y no sólo a un panqueque de manzana.

 

Es un poco más largo que un cigarrillo electrónico, tiene 2 niveles de fuego, la llama es instantánea y una traba evita que se nos queme la cartera por el traqueteo de salir corriendo a un colectivo. Se carga como cualquier encendedor de butano y completo sirve para sopletear durante unos 10 minutos.  

 

Tampoco es nuevo esto de prender fuego al caco, a finales del los 90´s, en Sudáfrica para contrarrestar los problemas de ataques (y que ahí el uso de fuerza letal es legal) podías tener tu auto lanzallamas.

Se llamaba Blaster y podían "disparar" fuego hasta 2 metros.

 

 

En cualquier momento viene como accesorio para el smartphone y ya estamos listos!

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.