El Forro y la Boluda - Cap. 59 - La piedrita en el zapato…

Anterior: El primer beso

Todos los Capítulos del Forro y la Boluda, acá!

 

 

Mamá alguna vez afirmó que a mí "me gusta el infierno"… Y puede que tenga razón…

Las cosas con David venían viento en popa. Hablábamos todos los días, y nos veíamos a razón de 3 ó 4 veces por semana. Todo era perfecto… Hasta que decidí stalkear su Facebook e Instagram…

- Ah… Boluda, malísimo! Tiene perfil privado… -le dije a Majo, una tarde, mientras tomábamos unos mates en su casa- Ahora estoy intrigada!!!

- ¿Te podés dejar de joder??? -contestó ella con su acidez habitual- el pibe parece normal y buena onda… ¿Por qué querés encontrar ALGO que te moleste??

- Ay, nada que ver… -dije yo con esa voz finita de fingida inocencia- solamente quiero saber un poco más a cerca de su vida…

- Sí, sí… Claro, sólo querés ver las fotos de comida y festivales, ¿no?? -me dijo ella mirándome de reojo, con una ceja levantada.

- Sí… -dije yo pretendiendo sonar convincente, al tiempo que me daba cuenta que estaba fallando espantosamente- Bueno, obvio que no, pero un poco sí… O sea… Quiero ver qué tipo de fotos tiene, cuáles son sus intereses, viajes, sí, un poco de todo…

- Claaaaaro… Sus intereses… -me interrumpió ella enfatizando las últimas dos palabras, con tono de fingido desinterés y, acto seguido, las dos estallamos en una carcajada- A mí no me tenés que mentir, boluda… -continuó- Sabés bien que, si hay alguien que no te va a juzgar, soy yo. Pero no te hagas la mosca muerta… Querés saber si tiene fotos con otras minas, y estás emputecida porque, como tiene el perfil privado (como 50% de los usuarios de Instagram…), ya te estás haciendo la cabeza, y te lo estás imaginando casado y con tres pibes… ¿Me equivoco???? -concluyó mi amiga, en un acertadísimo diagnóstico de la situación.

- Bueno… Lo de casado con tres pibes te lo habrás imaginado vos… -le dije en un intento de minimizar la ridiculez de la situación- Aunque… Con todo lo que viaja, ¿tendrá otra familia?? -dije realmente evaluando esa posibilidad.

- Pau, la vida no es una novela venezolana… -Me contestó con notable fastidio en el tono de voz-  Yo me preocuparía más por averiguar si, para empezar, sigue usando Tinder…

Y, con ese comentario, todo mi mundo se vino abajo. Porque, lo de las fotos, la posibilidad de que tuviera una familia, eran todas fantasías, cosas remotas que, podrían ser ciertas, claro está, pero… Eran bastante improbables. En cambio… Que él siguiera usando Tinder, era no sólo factible, sino altamente posible!!

El tema ahora era, ¿cómo encarar la situación?? Miles de preguntas me vinieron a la cabeza. ¿Seguirá usando Tinder? ¿Cómo le pregunto? ¿Lo encaro de una? O mejor… me hago la boluda y… como quién no quiere la cosa, saco el tema y le pregunto? ¿Se la tiro en tono de chiste y si pasa, pasa? Pero… Si se lo digo en tono de chiste, capaz que él cree que no me importaría si lo siguiera usando, y sí me importa! Bueno… ¿REALMENTE me importa??

Y así, con todas estas preguntas en la cabeza, recibí un mensaje de David, para ir a cenar…

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.