Descarrilado - Capítulo 19

23:45 hs. Siento un ruido en la oscuridad que me despierta… no me levanto. No informo que estoy despierto. Me quedo escuchando. Ruido.

00:00 hs. Comienzan a llegar mensajes y llamadas a mi celular. No estaba cerca mio. No acusé estar despierto. La luz se enciende y yo me hago el que me despierto, entreabriendo los ojos.

Cupcakes, masas, trufas, tarteletas y té. Unos banderines y globos de los que vuelan; con todo eso me despertó Florencio en su habitación.

Lito:- Con razón me dejaste ir a dormir cuando dije que me acostaba a las 22:00 hs.

Florencio:- No te voy a dejar acostarte a esta hora un viernes.

Lito:- Igual no nos podemos demorar mucho, mañana te levantás temprano vos.

Florencio:- No, mañana me lo voy a tomar libre. Ya avisé.

¡Que pare de ser perfecto!

 

4 de Marzo

 

¡Que los cumplas ¿Feliz?!

 

alteralito 19

 

Por la mañana comenzó a sonar el timbre compulsivamente.

Florencio:- No puedo creer que hoy Amelia te quiera llevar al gimnasio.

Lito:- Voy a ir porque no nos va a dejar en paz.

Florencio:- Me tomé el día.

Lito:- Voy a volver, voy al gimnasio, paso por casa a buscar ropa y vuelvo.

Mientras sonaba compulsivamente el timbre.

Amelia:- ¿Y Eso?

Lito:- Ropa de Florencio, no sabía que ibas a estar tan loca de pasarme a buscar el día de mi cumpleaños.

Amelia:- ¿Te gustó la sorpresa de cumpleaños?

Lito:- ¿La sabías?

Amelia:- Compró todo en un break que nos tomamos en el trabajo, es un dulce, lo contento que estaba preparando todo.

Lito:- ¿Y el regalo?

Amelia:- No, no se.

Lito:- Una tablet me compró.

Amelia:- ¿Qué??

Lito:- Sí, una Tablet con una suscripción a un coso de ver películas.

Amelia:- No puede más.

Al salir del gimnasio, pasamos por la farmacia donde me pesé.

Lito:- ¿Cinco kilos nada más?

Amelia:- ¡Sí! Pero por que el músculo pesa más que la grasa. Créeme, estas más flaco.

Me fui para mi casa y recibí la mayor sorpresita de cumpleaños.

Lito:- Qué hacés acá?

Papá:- Feliz cumpleaños.

Lito:- Pensé que nunca ibas a venir a mi casa.

Papá:- Todavía no entré a tu casa, no lo pienso hacer. Te venía a llevar a desayunar.

Siempre quiero estar enojado con mi papá. Pero nunca resisto. Fuimos a desayunar.

Papá:- ¿Qué querés para tu cumpleaños?

Lito:- Plata.

Sacó la billetera y me dio mil pesos sin decir nada.

Papá:- ¿Vas a seguir así?

Lito:- No empieces, ya se todo como pensás… me puedo criticar bajo tu criterio cuando quiera solo. Ya se todo lo que tenés para decir, ahórratelo.

Papá:- ¿Te vas a ir a Capital?

Lito:- Cuando vuelva de Cuba, sí. Podés ayudarme buscando cosas como trabajo y departamento entre tus amigos de allá. O podés mantener el silencio y me preguntás cómo me va cuando te pinta.

Papá:- Puedo empezar a hacer algunas consultas.

Lito:- Gracias.

El resto del desayuno, estuvo lleno de silencios, como de costumbre, y hablamos de cosas que pasaban por ahí… y….

 

Papá:- Me fui de casa.

Lito:- Sí, ya sé… hablé con Pola… Mayra estaba decepcionada… quería enterarse antes para bailar single ladies en la mesa de tu mujer.

Papá:- Exmujer.

Lito:- ¿Le dijiste que tu novia está embarazada?

Papá:- No, porque no sabe que tengo novia.

Lito:- Típico.

Papá:- ¿Típico? cuántas veces dejé embarazada a una chica.

Lito:- 3! Rocío, Lito y poroto! y no las dejas embarazadas, no son una heladera que le metés un pote… ¿podés ser menos cavernícola antes de ser padre a los 60? sensibilizate loco!

 

Me fui a casa y estaba Mayra montada completamente, Lady Gaga parecía de oficina al lado de ella.

Maira:- Este es tu regalo.

Lito:- ¿Tengo mi propio drag queen? Lo que siempre quise.

Maira:- Alquilado!

Lito:- ¿De qué me hablás?

Maira:- Voy a hacer un show en tu cumpleaños.

Lito:- Este es mi cumpleaños.

Maira:- ¿No lo vas a festejar?

Lito:- No!

Maira:- Pero cayó sábado.

Lito:- ¿Y?

Por la cara de desilusión que tenía tuve que presenciar el show yo solo. En ese preciso momento. Y estaba experimentando con el canto.

Antes de salir nuevamente, fui a mi placard; en otro momento de mi vida no las hubiese visto… pero ahí estaban: LAS ZAPATILLAS.

 

Las zapatillas

Fermín:- ¿Qué querés que te regale?

Lito:- Nada mi amor, estar con vos me alcanza.

Fermín:- No seas cursi…

Lito:- Que malo!

Fermín:- ¿Qué querés?

Lito:- Nada, no se…

Fermín:- ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés? ¿Qué querés?......

Lito:- Ay! Zapatillas!

Fermín:- Bueno, dale… ¿salimos ahora a buscarlas?

Lito:- ¿Ahora?

Fermín:- Sí! Está por terminar tu cumpleaños, y no te di regalo.

Lito:- No quiero ir ahora…

Fermín:- Dale! Andá a buscar mi campera… haceme ese favor.

Cuando abrí su ropero para buscar la campera, ahí estaba la bolsa del regalo: zapatillas.

Tres semanas después, TRES!! Las perdí, me las dejé olvidadas en el remis. Lejos de consolarme, Fermín me cago a pedos, salí a comprar nuevamente para que nadie se entere que las había perdido.

 

Y ahí estaban, las falsas zapatillas frente a mí. Antes de salir, las tiré a la basura. Otro momento de mi vida, pendejo, mi cumpleaños un sábado hubiese sido “ALTA FIESTA”... con Fermín hubiese sido “ALTA JUNTADA”.... hoy en día! “ALTO JUEGO”... me fui con mi hermana y mis sobrinos a la calesita.

Después de muchas semanas sin movimiento en el grupo de mis amigos de la facu, mi cumpleaños fue motivo de reactivación; en ese grupo estaba Fermín que se mantenía callado. Estando en la plaza, me puse a armar un grupo nuevo… sin Fermín (yo no lo administraba y no podía sacarlo). Nadie salía del otro grupo. Nadie me escribía al grupo nuevo.

Mensaje nuevo privado de ex-amiga: “Li, no te enojes… nosotros no dejamos de ver a Fermín durante estas semanas”.

Bloqueo automático de whatsapp; me comenzó a llamar, no atiendo.

Boquiabierto.

 

Rocío:- ¿Qué pasó?

Lito:- Mis amigos, siguen viendo a Fermín.

Rocío:-...

Lito:- Y me lo dicen el día de mi cumpleaños. Calculo que porque nadie asomara la cabeza para verme.

 

Me salí de los dos grupos. Eliminé a mi amigos. Bloquee a Fermín: Whatsapp, Facebook, Twitter. Busqué de donde más bloquearlo, pero no encontré.

 

Lito:- Estoy conociendo a alguien.

Rocío:- Pensé que querías irte a Capital Federal.

Lito:- Y lo voy a hacer.

Rocio:- ¿Entonces?

Lito:- Es perfecto! Perfecto!

 

Le conté todo lo de mi cumpleaños. No lo aprobaba, estoy seguro, pero en el marco de nuestra nueva relación de hermandad compinche decidió darme su apoyo.

Me llama Florencio.

 

Lito:- Hola lindo.

Florencio:- Que lindo que te atiendan el teléfono así! Lamentablemente estoy enojado.

Lito:- ¿Por?

Florencio:- Me tomé el día para estar con vos; me dijiste que salías del gimnasio y venías… estoy esperando.

Lito:- Perdón perdón perdón.

Florencio:- Perdón, pero estoy acá.

Lito:- ¿Te lo puedo compensar?

Florencio:- ¿Cómo?

Lito:- ¿Querés venir a comer a la casa de mi mamá hoy?

 

Todo salió lindo, comimos con Rocío el marido y los nenes, Amelia y Maira unas empanadas y luego torta. Salimos a tomar algo con Ame y Mai, y luego me fui a dormir a su casa.

 

Lito:- No estoy listo para esto.

Florencio:- ¿Y por qué lo hiciste?

Lito:- ¿Puedo ser honesto con vos?

Florencio:- Aunque sea brutal, prefiero la verdad.

Lito:- Estaba enojado con Fermín.

Florencio:- Dolió.

Lito:- Pero me gustás… me gustás mucho… ¿podemos ir lento?

Florencio:- Podemos.

 

10 de Marzo

 

“Lento” significaba que me la pasé en el departamento de él, hasta cuando estaba trabajando. Haciendo la comida para recibirlo, tanto al mediodía que se escapaba del trabajo como a la noche.

Mientras se cocinaba todo, me puse a escribir en la computadora, y saqué la agenda donde anoto cosas que se me vienen a la mente mientras estoy en la calle. Estaba la tarjeta del cliente de Fermín, que estaba haciendo audiciones de teatro. Llamé.

 

Lito:- Hace muy muy poco que estoy haciendo teatro.

Teatreador:- ¿Y que hacías antes?

Lito:- Trabajaba, estudié diseño y arte.

Teatreador:- Bueno, bien…. ¿podés venir mañana así te conozco?

 

Y en 54 días me voy a Cuba con el pibe que bloquee de todos lados.

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.