Descarrilado - Capítulo 18

Capítulo Anterior Acá! y el Índice completo

 

¿Volver a empezar?

Lito:-No es que con Florencio no hayamos hecho nada deee… NADA.

Amelia:- Pero…

Lito:- Técnicamente.

Amelia:- Definí técnicamente. ¿Qué es que lo “técnico” abarca para vos?

Lito:- Sexo.

Amelia:- ¿Pete?

Lito:- No.

Amelia:- ¿No hiciste o no abarca?

Lito:- Se me está complicando esta conversación.

Amelia:- Se más específico entonces…. No puedo trabajar en ayudarte en un consejo si no se TODA la situación.

 

20 de Febrero

Luego de pasar la noche en el cine, Florencio me invitó a pasar la noche a la casa.

Lito:- No.

Y por la mañana me fui a tomar un “brunch”, esas cosas que le gusta hacer a Amelia, luego del gimnasio.

Amelia:- ¿Es miedo?

Lito:- Tuve sexo otras veces.

Amelia:- ¿Entonces?

Lito:- Si tengo sexo con Florencio, todo está cerrado con Fermín.

Amelia:- ¿No está todo cerrado con Fermín?

Lito:- No se.

Amelia:- No te parece que ya lo va a dar por terminado con el solo hecho de que estés SALIENDO con alguien. ¿Sólo sexo es engaño para vos?

 

¿Sólo sexo es engaño para mí?

Maldita Amelia, me la dejó picando todo el día.

Amalia:- Ahora bien… qué hiciste con Florencio, y defínime por qué “técnicamente” no garcharon.

Lito:- Nos besamos… y nos tocamos.

Amalia:- ¿Todo?

Lito:- El cuerpo… así… concentrados en las partes, no.

Amalia:- ¿Desnudos?

Lito:- ¡No! Con ropa.

Amalia:- ¡Técnicamente mis tetas! ¿Para qué metés la palabra técnicamente y me retrasás la mañana? ¡Ya estaríamos hablando de otra cosa!!! ¡Nada técnico! No hicieron NADA.

Lito:- Tranzamos.

Amelia:- En la matinée tranzábamos… no hiciste nada.

Lito:- Bueno… para mí es.

Amelia:- ¿Y Fermín?

Lito:- No se.

Amelia:- Para él debe ser…. ¿Pero sabes qué? Creo que ya es consciente que no están más juntos. La pregunta es: ¿Querés estar con Fermín?

 

Primera cita

No era de aceptar las solicitudes de amistad de cualquiera, pero según este chico llamado Fermín, él tampoco era de mandarlas. Chateabamos hasta descubrir que ambos teníamos novios; nos besamos apasionadamente y por culpa lo eliminé del MSN y facebook (cuando estuve sobrio)

Al estar tanto tiempo frente a la computadora preparando mi tesina, para poder recibirme, le empecé a contestar los mensajes que me enviaba. Y a los días… él comenzó a contestar algunos que le mandaba yo.

Ya me quedaba unas semanas para recibirme, y mi trabajo se había convertido en una cosa grande (me quería recibir con todo) y no lo podía manejar. Fermín comenzó ayudarme con la parte técnica, sonido… presentación. Re-acepte su solicitud de amistad.



De hablar de gráficas a hablar de familias, gustos, la vida nuevamente… todo era Fermín ya para mí, sin apenas conocerlo. Esperaba los momentos de conexión, que eran casi todos, para poder hablarle. Ya no quería hablar de mi trabajo, quería que me hable de él.

Mensaje de Lito: Todo terminado… y dos días antes de la entrega.

Mensaje de Fermín:- Genio.

Mensaje de Lito:- ¡Genio vos! ¡Te debo una!

Mensaje de Fermín:- Me gusta que me devuelvan favores con comida.

Mensaje de Lito:- Cocino muy bien.

Mensaje de Fermín:- Demostralo.

Así fue como dos días antes de mi recibida, con la casa sola, recibí a Fermín con un pollo a la crema con papas rústicas y un vino de postre.

Abrí la puerta y estaba de espalda mirando el auto, tengo grabado en la retina como se dio vuelta y nos miramos a los ojos.

Traía un paquete de masas en una mano, y un DVD de Amy Winehouse en la otra.

Estaba bastante nervioso, él. Yo hablé toda la noche sin parar, para llenar sus espacios; pensé que me odiaba. Sólo me quedaba en silencio cuando quedaba atónito al mirar su color de ojos verdes.

Nos fuimos al sillón y pusimos el DVD; dejé la luz encendida sólo para poder verme en sus ojos. Era imposible, nos conociamos: ¡NADA!… pero estaba perdidamente enamorado, estaba idiota.

Ahora sí, me puse nervioso yo, bajé la mano y como si fuese un accidente la dejé junto a la suya; con la respiración cortada seguí hablando.

Fermín:- ¿Traigo el postre?

Lito:- Dale.

Se paró. Me tiré en el sillón: “me odia”

Fermín:- ¿Estás bien?

Me incorporé.

Lito:- Sí, cansado nomás.

Comiendo el dulce de leche me dejé manchada la comisura a propósito, nada. Seguimos charlando y me animé. Apoyé mi mano en su rodilla. Sonrió. Empecé a acariciarlo.

Lo besé un poquito, él contestó en grande y quien venía siendo un cordero… era un zorro.

Si hubiese dependido de mí, esa noche llegábamos a todo, pero no, me fui a dormir con una sonrisa llena de besos.

Asistió a ver la presentación de mi recibida, que era pública, pero nadie de mi familia o amigos se enteró que estaba ahí o que estaba conociendo a alguien.

Dos citas después hicimos el amor. Nunca más nos separamos.

 

21 de Febrero

Lito:- Siento que no puedo estirar más esta situación.

Florencio:- ¿Cuál?

Lito:- La nuestra, la no sexo… muy lindo salir como ahora a tomar un helado, pero siento que te voy a cansar.

Florencio:- Puede que me canse, y no te quiera ver más… pero no es razón suficiente para tener sexo conmigo.

Lito:- Pero vos querés.

Florencio:- Yo muero de ganas… pero muero de ganas de que vos mueras de ganas conmigo. Mientras te espero.

Lito:- ¿Por qué sos tan genial?

Florencio:- Me gustás mucho, es eso.

Lito:- Vos también me gustás! Y para serte sincero no es por Fermín… soy yo… el terminar con Fermín es cerrar cosas y abrir otras… que más allá de su persona cierran una “etapa” ponele… de mí. Entre las cosas que definen a uno está el “con quién andas” y con quién ya no ando… tengo miedo que me cambie… cosas.

Florencio:- Te entiendo, pero tengo un pensamiento atravesado que no quiero decir para no condicionarte… para coger.

Lito:- Decímelo.

Florencio:- Es sexo, es un momento que pasa entre dos personas… puede ser que sigamos adelante con un montón de cosas… o puede ser que lo dejemos en una noche que la pasamos bien, espero, y seguir con nuestras vidas. Tal vez, es, simplemente, las ganas que nos tenemos.

Cambié de tema drásticamente, y nos pusimos a hablar del turismo que había recibido a ciudad.

Florencio:- Bueno, yo me voy a ir yendo para casa… mañana es Lunes.

Lito:- ¿Puedo ir con vos?

Y fui… a fondo.





3 de Marzo

Estoy muy bien, conocí a alguien… las últimas cuatro noches dormí en su casa… me siento enamorado

Venía pensando en todo lo que le quería decir a Fermín. Era día de pago y nos juntamos en el mismo café de cada mes.

Fermín:- Estás haciendo teatro.

Lito:- Sí.

Fermín:- Tengo un cliente, que es productor de teatro y me enteré que está haciendo audiciones… se le bajo parte del elenco. Le pedí una tarjeta para vos.

Lito:- Gracias. ¿Cómo sabes tanto de mí?

Fermín:- Llamé a tu mamá para desearle Feliz año nuevo.

Lito:- Bueno, igual preferiría que no hagas esas cosas.

Fermín:- Perdón.

Le di la plata. Me latía el corazón muy fuerte, quería decirle de Florencio, pero me paré sin decir nada. Me arrepentí antes de salir y volví.

Lito:- Fer.

Fermín:- ¿Qué?

Lito:- Emmmh…. Este…. Vendí el plan de auto. ¿Te puedo dar todo lo que te debo de adelantado?

Fermín:- Prefiero mes a mes… para administrarlo mejor.

Lito:- Dale.

Me di vuelta.

Fermín:- Lito! Pará! A tu familia no llamo más. ¿Te puedo llamar mañana?

Lito:- Decímelo ahora.

Fermín:- Trae mala suerte.

Lito:- Deseámelo a futuro.

Fermín:- Ok… que tengas lindo cumpleaños mañana.

Lito:- Gracias.

 

Capítulo 19.

Comentarios
 
Enviado por esteban - 09.06.2017 - 14:58 hs
<3
 
 
 
Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.