Descarrilado - Capítulo 17

Capítulo anterior, acá y el Índice completo

 

Desperté y estaba Maira, vestida completamente de hombre, con el desayuno y cara seria.

 

Lito:- ¿Qué pasó?

Maira:- Perdoname amigo…

Lito:- ¿Qué hiciste?

Maira:- Conocí a alguien anoche…

Lito:- ¿Un chico? - Pregunté entusiasmado.

Maira:- “Conocí”... “Reencontré”

Lito:- ¿Y por qué perdón?

Maira:- Porque quiere que vivamos juntos!

Lito:-...

Maira:- Acá… en mi casa.

Lito:- Ahh bueno… me voy a lo de mamá - Me quedé triste… pero iba a aprovechar el desayuno.

Maira:- Pará! antes que comas…

Lito:- ¿Qué?

Maira:- Es Fermín!

Lito:- ¿Qué Fermín?

Maira:- Tu ex…

Lito:- ¿Me estás jodiendo?

Maira:- No… tuvimos un par de encuentros ni bien se conocieron ustedes…

Lito:-...

Maira:- Yo sabía de Estanislao… también salió con él un par de veces mientras empezaba con vos… pero una vez que se pusieron bien de novios no pasó nada más.

 

Me paré en silencio y apurado empecé a juntar todo… Maira salió de la habitación… junté todas las cosas, me vestí y cuando fui a salir estaba Maira junto a la puerta de entrada con Amelia.

 

Amelia:- Increíble que hayas caído en eso.

Lito:- La re-concha de tu hermana.

Amelia:- Ahora le debo 100 $ a Mayra.

Maira:- Era obvio que iba a caer, esta sensibla.

 

Largué todo y me fui a la mesa donde todavía estaba mi desayuno.

 

Amelia:- Llamalo.

Lito:- No se si debo meterme en este bardo ahora.

 

Teléfono

 

Amelia:- ¿Es él?

Lito:- No quiero atender.

Amelia:- No seas malo.

Maira:- Yo hablo con él…

 

Trató de atender y lo agarré yo rápidamente.

 

Florencio:- Sé por todo lo que estás pasando por Amelia me contó un poco, por encima… por eso no quiero ser muy insistente ni llamarte mucho, pero ya no daba más… tenía ganas de hablarte.

 

Yo no daba más! me mordía el labio… me encantaba que me diga eso.

 

 

 

Florencio:- ¿Querés salir a pasear conmigo hoy a la noche?

Lito:- Sí.

 

Corté sin decir mucho, y salimos con Amelia para la farmacia, largó los perfumes que miraba en la góndola y me miró a mí.

 

Amelia:- Sos un puto.

Lito:- Eeeeeh…¡Sí!

Amelia:- ¡Dejá de histeriquear y no te le hagas el difícil! son perfectos juntos… te lo digo que los conozco a los dos.

Lito:- …

Amelia:- A mí me encantaría tener una persona así como “perfecta” para mí!

Lito:- ¿Valentín?

Amelia:- No me hagas reír la… mira! Ni me hagas empezar a hablar de Valentín.

Lito:- …

Amelia:- Además Marco se pone histérico.

 

Ahí saqué la mirada de los perfumes que miraba en la góndola y la miré a ella.

 

Lito:- Sos una puta.

Amelia:- Eeh…. ¡Sí!

Lito:- ¿Marco? Cortala con eso.

Amelia:- Yo no puedo dar ese portazo como lo das vos, me cuesta dejar de ver a Marco, pasás de blanco a negro sin remordimiento.

Lito:- ¿Sin remordimiento? ¿Sabés lo difícil que es vivir sin Fermín?

Amelie:- Divertite con Flor…

Lito:- ¡Florencio! Y no es tan fácil “divertirme” con Florencio… Me gusta el flaco y yo ahora soy un quilombo, no tengo trabajo… me quiero dar la oportunidad en Capital Federal y tengo que irme, y ponerla, con Fermín en exactamente 79 días… no es mi mejor momento claramente para conocer a alguien… Lo voy a frecuentar… pero también quiero conocer otras personas.

 

Se quedó callada mirándome.

 

Amelia:- Estás mucho más flaco ¿Venís haciendo mi dieta?

Lito:- A rajatabla.

Amelia:- Hay una balanza ahí ¡Pesate!

Lito:- No!

 

Me llevó a la fuerza, pero terminé muy feliz: Llegué a los ochentis kilos. Me quiso dar un alfajor de premio, pero más ganas me da de cumplir la dieta.

Caminamos para casa.

 

Lito:- ¿Querés que hagamos cita doble con vos y Florencio a la noche?

Amelia:- ¿Vos y Florencio, y Yo y un Florero?

Lito:- ¡Y Marcos!

Amelia:- ¿Cómo lo voy a llevar a una cita? Mirá si nos ve su novia.

Lito:- ¿Novia?

Amelia:- Bueno… novia… la que se está comiendo ahora.

Lito:- ¿No está con vos?

Amelia:- ¡NO!

Lito:- Ya no entiendo nada ¿No dejaste a Valentín por Marco?

Amelia:- Dejé a Valentín por pelotudo! Marco no dejó a la minita… mirá.

 

Agarró el celular y me mostró el Facebook de ella.

 

Amelia:- ¿Viste que fea es?

Lito:- Es el gusto de Marco…

Amelia (después de pegarme en el brazo):- Ya le dije que es una bigotuda… que la deje, además la gente que tenemos en común… me da vergüenza que lo vean con ella.

Lito:- … ¿?

Amelia:- ¿Cómo va a salir con eso después de mi? Me baja la reputación… funciona como el gráfico de conjunto de matemática de tercer grado.

Lito:- … ¿?

Amelia:- ¿No te acordás de los círculos que encierran a las unidades? Eran conjuntos.

Lito:- Me acuerdo de los conjuntos.

Amelia:- … no quiero hacer conjunto con ella.

Lito:- Estás loca.

 

¡Segunda cita!

 

Cita de a dos iba a ser la cosa nomás, la otra opción era llevar a Marco con la bigotuda… pero Ame se iba a enojar.

Me llevó a comer a un restaurante muy “cinco estrellas”, con una bodega en un subsuelo para cenas privadas… no se cuanto le salió, pero la tuvimos.

 

Lito:- ¿No te parece mucho para una cena común?

Florencio:- Bueno, muy común para mí no es.

Lito:- Me voy a sonrojar ¡Bah! ¿Es por mí que es especial?

(Se ríe) Florencio:- Sí, Es por vos...

 

Me sirven champagne, de nuevo.

 

Lito:- No quisiera que se me vaya soltando la lengua, se me suelta rápido a mí, pero no quiero generar muchas expectativas en vos… todo esta noche está genial.. pero…

Florencio:- Estoy al tanto de todo yo.

Lito:- ¿Que me voy a Capital Federal a vivir?

Florencio:- ¡Sí!

Lito:-¿Que estoy sin trabajo?

Florencio:- Sí.

Lito:- ¿Que salgo de una relación muuyyy larga?

Florencio:- Claro.

Lito:- ¿Que me voy de viaje con él en 79 días?

Florencio:-....

Lito:- Veo que eso no.

Florencio:- Calculo que Amelia dejo algo para que charlemos nosotros.

Lito:- Es que es un viaje que ya estaba programado antes de separarnos… y ya estaba sacado con las tarjetas…

 

Ya me estaba justificando. FUCK.

 

Florencio:- Ya está Lisan… no hace falta que digas todo eso.

 

¡Para de ser perfecto!

 

Florencio:- YO te invité acá porque lo sentía, no tenés que darme nada a cambio. Si se da algo entre nosotros, que yo espero que sí, tengo que respetar lo que fuiste… y lo que sos en el momento.

 

¡Parala por favor!

 

Florencio:- Vos podés hacer lo que quieras como cualquier persona, está en mí seguir adelante o parar; por ahora prefiero seguir adelante y seguir invitando.

 

¡No la para!

 

Florencio:- Yo también tengo un pasado que me condena un poco… y hace que ahora tenga una vida que no quiero a veces.

 

Ahí viene cuando la para.

 

Florencio:- Toda mi vida me dediqué obsesivamente a mi carrera… a terminarla super a tiempo… a estar tapado de trabajo...y ahora tengo un ritmo que no me termina de frenar nunca.

 

¡No! No la paró.

 

Florencio:- Por esa razón no pude dedicarme al amor…me encantaría estar bien con una persona ahora… de tener una historia linda… ¡32 años tengo! Ni una relación… ni una de medio mes… nunca un finde en pareja… nunca cucharita después de ver una peli…

 

¿Se puede odiar de amor?

Por supuesto que sí, por esa razón es que cuando llegué a casa la putee a Amelia por traérmelo en este momento de mi vida.

 

Lito:- ¿Vos viste lo que soy yo y lo que es él? Su único defecto es elegir mal las personas que le gustan Amelia!

Amelia:- Sos lindo.

Lito:- Vas a arder en el infierno.

 

Le corté. De venganza me vino a buscar a las seis para ir al gym.

 

Mensaje de madre: “Te extraño en casa, no venís hoy?

 

Me conmovió, fui a dormir a la casa. Miramos Hairspray (mi madre me hizo gay), ambas versiones, una detrás de la otra… comiendo mucho Mantecol… mi permitido.

 

Mamá:- Lo extraño a Fermín.

 

Así es como me cagó la noche, pensé: “no me conmuevo más”  y me dormí sin decir nada.

 

 Capítulo 18.

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.