Mamá, me casé con una robot

Los chinos la tienen clarísima con casi todo, menos con una cosa: ponerla.

Será por eso que este ingeniero se creó una esposa a medida. Y no es por exagerar, porque lo que hizo fue construirse un robot (al que llamó YingYing) que puede leer, reconocer imágenes, y decir alguna que otra palabra. El flamante esposo, llamado Zheng Jiajia, dijo que la seguirá desarrollando para que se termine de convertir en la mujer de sus sueños.

Muchos se rieron de él, pero otros lo consideraron una posible solución a la sobrepoblación masculina que hay en China (113 hombres cada una mujer)

 

 

 

¿A vos qué te parece?

 

Fuente: Playground

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.