A ver si calentamos un poco este invierno! Kangaroo Land - Australia y en veranito

Me aburrí de titritar! Busque mis fotos de Australia y te cuento mi último viaje a esta tierra de la que tengo tan buenos recuerdos. 

Si hago un flashback a aquel primer momento en que me enamoré de la aviación, les cuento que tenía 10 años, y amé el avión y la calidez de quienes me cuidaron durante todo el vuelo, de ahí parte la pasión que mantenemos viva la aeronáutica y yo...
Si de rebobinar se trata un poco el POST de hoy, hace poco más de un año y medio que pasé a internacional y logré hacer uno de los emblemáticos vuelos a Oceanía, más allá de unir continentes tan lejanos, para mí tiene un plus, ya que tengo cuatro primos, tía y sobrinos viviendo allí por casi la totalidad de mi edad.

La preparación para un vuelo “transpolar” tema valija es igual que cualquier otro y tema descanso, es como encontrarte en un desierto sin brújula y sin agua, no sabés para donde ir ni como vas a subsistir, más allá de las 16 horas de vuelo, agreguemos las trece horas de diferencia que dan un efecto similar a dos tiros en la sien y una daga en la yugular por las dudas!!
Aterrizar en Oceanía es felicidad! No sólo porque finalizaron las 16 horas... Me maravilló siempre el cielo, que a mi vista es como una acuarela, la calidez de la gente es espontánea, sublime, todos los valores que te enseñaron de chiquita, los vivís a diario allí.
Llegaste al hotel y la clave es no decaer, aguantar apretando los dientes para atravesar este ÚNICO e INCONFUNDIBLE JETLAG marca ACME e ir a cenar temprano... Recordemos que en los países anglo se cena entre las 18 y 19 hs. Algunos lugares están preparados para algo más tarde por el turismo... Aguantá hasta que sea una hora razonable del lugar para dormir, si llegaste a las 21 sos un FIRST CLASS SÚPER HERO! Anda a dormir porque tu cuerpo puede colapsar. Te lo digo por experiencia, quedará para otro capítulo.

 

sydney

 

Sydney, es una de las ciudades Australianas que más vida nocturna te puede ofrecer.

soh


Una de las cosas que no pude dejar de hacer es ir al Sydney Opera House, tomar un tour y dejar que la piel se me erice, si bien tengo pendiente aun nuestro gran teatro Colón... Recorrer los salones y un poco de su historia, mereció en absoluto el viaje... Tomar sabroso shiraz australiano en el Harbour Bridge, con el sol pegándote en la espalda, otro punto extra, luego recorrer la bahía con todos sus restaurantes, disfrutar de números callejeros y perderte de querer saber la hora, es otro regalo para un primer día.

harbour bridge


De ahí tomarte un vuelo e ir a la ciudad de Melbourne, lugar del que mayormente estaré contándoles un poco...
Melbourne se encuentra en el Estado de Victoria a quien llaman “The Garden State” por sus gigantes parques, sus grandes suburbios, su verde tan verde... Posee playas, y montañas para ir a esquiar y es el Estado más pequeño de toda Australia. Como encanto, adicional está su maravilloso sistema de transporte público típico como el tranvía, no podés dejar pasar la oportunidad de tomar uno y vivir la experiencia, boletos se sacan de acuerdo a la zona y tenés por dos horas y todo el día, de acuerdo a lo que hagas sabrás que sacar.

estacion flinders

El edificio histórico es la estación de trenes y metros “Flinders Street Station”, date una vuelta por ahí... Ya sabés cual es la consigna: “caminar” !!

 

art center desde el aire


Anda hasta el Art Center emblemático por su diseño en construcción, no dejés pasar la oportunidad y tomarte aunque sea un cafecito, por Southbank, una zona que atraviesa el amado Yarra River, si vas de noche y con un enamorado, es altamente recomendable!
Otra vuelta infaltable es The Royal Botanic Gardens, todo es encanto en compañía de unos buenos tacos bajos!!

 

queen victoria market


Los fines de semana podés pasar parte de la mañana y tardecita, en la “Queen Victoria Market” desde las frutas y verduras orgánicas, a los famosos “Meat Pies” australianos a una gran cantidad de platos variados, ya que Australia abrió sus puertas a muchos inmigrantes y quienes todos aportan su toque Gourmet, desde los asiáticos, a los manjares griegos, italianos, thai, árabes, y hasta algún argentino of course! Eso sí, no pidas los mismos cortes de carne que NO hay... En el Market encontrás cantidad de souvenirs, así que a la hora de pensar en regalitos, resérvate el día ahí y atrévete a regatear... Encontrás ropa, cosas para la casa, tanto como sábanas como una aspiradora... como decía Julieta Prandi, “Tóóodo”!!


Que sea Australia, y la posta más larga no quiere decir, que el viaje no sea express... Cosas que no podés dejar de hacer OBVIAMENTE: ir al zoológico, una fauna única que es un DEBER, una OBLIGACIÓN y casi una RELIGIÓN este paseo.
Si bien no soy fan de los zoológicos, ver a los animales en su hábitat natural te da un punto extra al alma.

 

fauna


Todo lo que transitás dentro del lugar es sobre terreno de tierra irregular, el hombre es el que debe adaptarse a las condiciones y no, al revés... Que se abra una puerta y encontrate con los kangaroos saltando alegremente por ahí es maravilloso, dan ternura!!
Seguís recorriendo, hay acuarios, donde están prohibidas las fotos y los flashes para preservarlos, no se hagan los vivos, si no hay gente del lugar cuidando esos detalles, seguro hay alguien mas que te llamará la atención...

alimañas


Encontramos entre las especies únicas, el ornitorrinco, o platypus... Una especie de nutria con pico de pato, muy buen nadador de agua dulce, seguís feliz transitando y llegaste al “Sanctuary” los KOALAS que de 24 horas duermen 22, trepados al árbol de eucaliptos, su preferido y algunas mamás, con sus hijitos colgados en la espalda como el típico peluche que te compraste! Te quedás un buen rato mirando por si alguno se despierta y se mueve 5 centímetros, aparte de dormir su otra tarea es comer... Un día para considerarlo una inversión al regocijo!

 

playa

Las playas, otro lugar Australiano, si bien las mejores olas para Surfear están en Brisbane, ir a pasar el día en sus aguas claras es otro punto extra!!

chelsea beach

Si bien las playas más alejadas, son otro GOL de media cancha, no podés dejar de recorrer las alucinantes playas de St. Kilda, en uno de los suburbios más cancheros y exclusivos de Melbourne...

 


Pasan los días, y me animo al Eureka Skydeck... Subís hasta el piso 88 y te empapas de una vista cautivante de toda la ciudad! Si te animás y no sos sensible a la altura por un costo adicional, vas a un cuarto que está preparado y sale de la estructura del edificio, su piso esta vidriado y debajo de tus pies... “el Vacío Mismo” imaginen que OBVIO me animé a hacerlo¡! No te dejan sacar fotos, así ellos te pueden cobrar por ellas... Hay que darse los gustos y más cuando son únicos! A la salida de la experiencia! Te regalan una pulserita, “I survived the Edge”. El Eureka Skydeck lo recomiendo con 5 McGuadas!!

skydeck

 

Al otro día cual family Ingalls agarrás el auto bien temprano y manejás, manejás y manejás (siempre por la izquierda) y te vas a Port Campbell National Park, todo por la Gran Ocean Drive, y te dirigís a una de las grandes vistas.. Los doce apóstoles que son formaciones de piedra caliza, que se encuentran a lo largo de esta carretera, cuenta la leyenda que nunca fueron 12 agujas/formaciones rocosas, fue un nombre turístico que se le eligió allá por 1950, siempre fueron nueve y al día de hoy gracias a la erosión, sólo estarían quedando siete...
Una hermosa excursión de todo un día para coleccionar! Y zas!..

Al día siguiente tu alarma suena con la frase: “GAME OVER”, volvés a Sydney para reencontrarte con la tripulación e iniciar el mortal vuelo de regreso... Para todo lo demás, ya sabés... Esta el #JetLag #ZapatosBajos #AzafataExpress y #RonnieArias.com... Desabrocha tu cinturón hasta el próximo viaje destino #Surprise !!

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.