ESNAOLA! plays Alive at Vuelta Abajo Social Club
Por
Esnaola

Muchas veces las historias de amor se cruzan con otras y así sucesivamente, como si se tratara de esos films americanos, donde varias historias se entrelazan, con el sólo fin de final feliz.

Como casi siempre, en estos breves posteos, uno de los protagonistas tiene mi rostro y el resto de las cosas sólo suceden, cada vez más convencido que es producto de la causalidad y no de la casualidad.

Hace algunos años estaba enrollado con una Srta. la que tenía la costumbre de fumar puros o habanos (un poco porque le gustaba y otro poco por cierto snobismo que quería demostrar)

 

esnaola1

 

Se generaban discusiones con ella, dado que en mi casa no se podía fumar y también porque cuando juntábamos dinero para algún fin común (vacaciones, regalos y hasta inclusive una posible boda) el precio de lo que pagaba por ellos era como un crack, en nuestra economía de equipo.

Ella muy sutilmente comenzó a cortar con mi malhumor, haciéndome pequeños/grandes obsequios, que compraba en el mismo lugar donde iba por las tardes a fumar, casi como una colegiala que se escapaba a fumar fuera del alcance de los preceptores.

Así fueron apareciendo en mi vida varios sombreros, soldaditos de plomo, gemelos para mis camisas y algunas botellas de bebidas espirituosas, complicadas de conseguir en el mercado local.

Ella nunca me decía donde adquiría todo esto, sumado a sus cigarros, pero comencé a sospechar donde supuestamente era, a los pocos meses de que nuestro amor se terminara (o se hiciera humo literalmente)

A sólo una cuadra de la famosa Iglesia de la Inmaculada Concepción en Belgrano (llamada comúnmente “La Redonda” que data de 1878) me paré un día en una vidriera a mirar tímidamente las cosas que vendía un local, que me llamaba poderosamente la atención, por los objetos de colección que vendía y el ambiente del mismo.

Sorprendido por la gente que entraba y salía, pude observar que su rubro fundamental era el de vender tabaco.

Me fui caminando y fui atando cabos, llegando a la conclusión de que ese era el lugar secreto, donde mi ex compraba su tabaco y me ofrendaba con amor, los accesorios que aún conservo.

Aquí termina una historia y comienza, dado que comencé a pasar por el lugar más asiduamente. Al principio tenía miedo de entrar y no saber que pedir, que hacer ni decir (realmente pasó así) pero gracias a las redes sociales comencé a relacionarme con quién resultaría ser su dueño, Nicolás Weil (o simplemente Nico)

Así fue que durante un año estuvimos comunicándonos por esos medios, hasta que un día me llega una invitación personal para ser parte de los festejos de los 10 años de su local.

Me sentía feliz de que me hicieran parte de un festejo casi sin conocerme, pero dejándome llevar nuevamente por esos caminos que tiene la buena intuición y de esas personas que sin conocerlas, sientes que son de toda la vida.

En un bello salón coronado por tres gigantescas bolas de espejos, con música en vivo de una Big Band de Jazz, muchísima gente feliz y expectante, bellas azafatas que convidaban puros a troche y moche, bebidas delicadamente preparadas y la conducción del gran Martin Wullich, entraba en este mundo llamado Vuelta Abajo Social Club.

Me acerqué y dije un simple "hola" a Nicolás, quién luego de un fuerte abrazo de “al fin somos reales” vino una catarata de presentaciones y de charlas amenas, tal como si hubiera ingresado en una especie de Club de amigos que le rinden culto a la amistad, acompañados de un buen puro.

Quedamos en vernos pronto para hablar un poco de su pasión y de la historia, sumado a mis ganas de musicalizar sus ideas.

 

esnaola

 

A los pocos días pude quebrar mi timidez e ingresar al famoso local de Vuelta de Obligado 1932, donde fui recibido por Viviana su esposa y entre los tres nos pusimos a hablar de todas las cosas que pueden llegar a surgir en un ambiente inspirador.

Allí Nico y Viviana me contaron que todo comenzó en una pequeña góndola en una galería en Belgrano, en la cuál no sabían si poner una bombonería o una tabaquería y que todo comenzó con un gran esfuerzo (con tiempos duros en los que esperaban que clientes vinieran a conocerlos y nadie aparecía) y cataratas de ideas que deseaban materializar a pesar de la adversidad.

Que muchas veces pensaban tirar la toalla ante lo que ellos llamaban un fracaso, pero… el seguir intentando y seguir probando, los llevó a en medio de situaciones difíciles, doblar la apuesta y abrir el local que ha sido el pivot de tantos sueños.

Con emoción me contaba que su padre había dado una gran mano en todo lo que era madera, dado que es ebanista, dándole ese toque característico de club privado con clase y buen espíritu.

Luego de muchas anécdotas simpáticas, pude conocer a algunos clientes muy pintorescos, de los cuáles me volví amigo luego de unos meses, ampliando mi círculo de amistades, me sentí que sin querer había cumplido una de las premisas del lugar, que es rendirle culto a la amistad, de la mano de productos de calidad superior.

Dentro de los diferentes eventos que se realizaron en dicho lugar y en su otra sede de Recoleta (Guido 1949) he tenido la fortuna de musicalizar en ambos lugares, siendo tratado realmente como un Rey y siendo acompañado por anillos de humo que se entrelazaban junto a sonrisas en su exclusivo salón fumador con servicio de bar y de lockers (donde se guardan los puros que los clientes adquieren). También aprendí en uno de esos eventos a catar habanos y bebidas, de la mano con los torcedores del ámbito (se le llama así a los que realizan manualmente los cigarros)

Ya casi llegando al final de esta historia de amor y fraternidad, me quedó una abreviatura que alguna vez me dijera Nicolás,  que tenía que hacer siempre las cosas con “P.A.D.” (Pasión, Actitud y Disfrute) y decir que muchas veces concurrí a este lugar como si de un refugio se tratara, donde podía no sólo hablar de lo que se me ocurriera, sino donde encontré un negocio con alma.

 

Mi set musical está íntegramente inspirado en los aromas del tabaco y a ese grupo de amigos que luego de trabajar se juntan a hablar de un innumerable abanico de temas que apantallan la vida de aquellos que tenemos la fortuna de simplemente vivir en el día a día.

 

Muchas Gracias a quiénes me han abierto la puerta con su amistad.

 

ESNAOLA! además de musicalizar en vivo, publica periódicamente en su sitio web y en las redes sociales como Facebook, instagram Twitter.

Para escuchar más de su música y para contactarlo se puede entrar a su tarjeta virtual.
ESNAOLA! ha participado en los eventos más selectos y con glamour de BA, así como en Noches Mías por C5N junto a Roberto Funes Ugarte y en el RadioShow Discorama que se emite por Radio Led, por mencionar sus últimos trabajos.

Link del set

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.