¿Están looooocos? Los perros confían en los humanos más que en otros perros

perri

Ellos son los mejores del mundo. Lo sabemos. Son amor puro y creo que una de las misiones que tienen en nuestras vidas es, justamente esa: darnos y enseñarnos del amor incondicional. Los perros nos aman. No importa lo que hagamos. Ellos nos aman. Son amor. Así que nuestra mejor respuesta sería acompañarlos también en su paso por la vide de la manera más esencial posible.

Ahora, gracias a los últimos desarrollos en tecnología de imágenes cerebrales, podemos comenzar a tener una mejor idea de lo que pasa dentro del cráneo canino. Los científicos están estudiando los cerebros de los perros y lo que revelaron los estudios son buenas noticias para todos los dueños: no solo parecen amarnos también, sino que de hecho nos ven como su familia. Resulta que los perros confían más en los humanos que en su propia raza en eso de buscar afecto, protección y todo lo que en el medio.

La evidencia cerebral más directa de que los perros son completamente devotos a los humanos viene de un reciente estudio de neuro-imágenes sobre el procesamiento de olores en el cerebro de los perros. Los científicos de cognición animal entrenaron a perros para que se sentaran quietos en una máquina de resonancia magnética y usaron IRMf (imágenes por resonancia magnética funcional) para medir sus respuestas neuronales al olor de las personas y al de los perros, tanto conocidos como desconocidos. Y como los perros navegan el mundo con su olfato, la forma en que procesan los olores ofrece una nueva perspectiva en potencia para estudiar su comportamiento social.

Los científicos descubrieron que el aroma del dueño del perro provocaba una chispa de activación en el “centro de recompensas” de sus cerebros, llamado el núcleo caudado. De todos los olores que debían aspirar, los perros priorizaron el rastro de los humanos antes que cualquier otra cosa.

En resumen: Los perros no solo parecen captar nuestros sutiles cambios de ánimo –sino que, de hecho, están físicamente capacitados para captarlos–. “A veces nuestra intuición sobre lo que pasa en la cabeza de un perro es muy acertada“, dijo Laurie Santos, la investigadora principal del Centro de Cognición Canina de Yale. “Es decir, los perros están buscando nuestra ayuda –y eso es verdad basándonos en los estudios– lo cual los hace ser distintos de sus parientes más cercanos, los lobos”.

Puede que el deseo o preocupación precisa que está en la mirada de un perro no siempre quede claro. Pero podemos deleitarnos en saber que nuestras mascotas nos aman tanto como esperábamos, quizás incluso más. Siempre lo supimos.

Visto en: Brain.Mic

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.