¿Existirá algo más cruel? Este es el buzón disponible para abandonar niños

buzon2

En Corea del Sur, ser madre soltera se considera algo vergonzoso, así que muchas mujeres jóvenes se ven incapaces de criar a sus hijos. Y la adopción también está estigmatizada, por lo que muchos de estos niños nunca serán adoptados. Jijoun, una mujer de 30 años, explicó a la BBC por qué tomó la decisión desgarradora de deshacerse de su hijo, algo que la llevó cerca del suicidio.

Su familia no sabe nada todavía de la existencia del niño. Ella estaba en una relación cuando quedó embarazada, pero poco después su novio la abandonó. Pensó que lo mejor sería dar a la bebé en adopción porque pensó que no podría criarla. "La trabajadora social me dijo que cuando viera a la niña, cambiaría de opinión", explica Jijoun. "Cuando me dieron a mi hija, justo después de dar a luz, era una bebé tan hermosa, tan adorable, que solo quería pasar más tiempo con ella", dice.

Jijoun pensó muchas veces en suicidarse tras deshacerse de su bebé. "Así que me la quedé durante un mes y medio. Me iba a dormir llorando todos los días. Me sentí tan mal que pensé en suicidarme, y estaba tan estresada que no podía dormir". Jijoun sigue pensando mucho en la niña. "Todavía tengo fotos suyas en el celular. Cada vez que veo las fotos, la echo de menos". La hija de Jijoun fue adoptada por una familia.

Un cambio reciente en la ley en Corea del Sur requiere que todos los nacimientos sean registrados, lo que significa también que el nacimiento figurará en los papeles oficiales de la madre y puede llegar a oídos de sus potenciales empleadores. El pastor Jong-Rak Lee puso en marcha un buzón porque las madres dejaban los bebés a las puertas de su casa. Algunas mujeres están tan decididas a no ser identificadas como madres solteras que dan a luz en lugares secretos y abandonan a sus hijos.

El pastor Jong-Rak Lee, de la Iglesia Comunitaria de Jusarang, a las afueras de Seúl, ha establecido un buzón de bebés en el que las madres que no tienen a quién recurrir pueden dejar a los niños de forma segura y anónima. Cada semana, cuatro o cinco bebés son abandonados ahí. El buzón está equipado con una cámara y unos sensores que alertan cuando alguien coloca allí un bebé. "Si no existieran estas instalaciones, los abandonarían en la calle", dice el pastor.

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.