Un problema que aqueja a muchos hombres: mamas masculinas

Lo sufren muchos varones desde la pubertad. Los acompleja, ven la diferencia con sus pares y, si bien no provoca ningún dolor, los hace sentir mal emocionalmente cuando se ponen una remera que les gusta, cuando están en una playa o en el gimnasio.  

mamas masculinas

En términos médicos, es el desarrollo anómalo de tejido graso, llamado Adipomastia, o el desarrollo de la glándula mamaria, la Ginecomastia. Es un tema del que no suele hablarse, pero se estima que afecta a más de un 40% de los hombres. Y si bien es cierto que podría relacionarse, sólo en algunos casos, al consumo de ciertas drogas o medicamentos, en la mayoría de los casos no hay una causa común o conocida.  

En estos tiempos, en que los varones se preocupan tanto por su apariencia como las mujeres, incluso desde la adolescencia, les resulta muy difícil convivir con este torso distinto, un poco femenino, lejos del ideal del cuerpo masculino. Muchos intentan solucionarlo mediante la actividad física, pero es muy complicado que por esa vía logren un buen resultado.

Por ese motivo, acuden a la consulta de los cirujanos plásticos, donde pueden encontrar la solución con una intervención sencilla que les devuelve el aspecto natural del torso.

 

 

¿Cómo se realiza este procedimiento?

Por empezar, es necesario realizar un diagnóstico que permita al médico diferenciar si estamos hablando de un paciente con tejido graso en sus mamas o con el desarrollo de la glándula mamaria. El resultado se obtiene con un examen clínico y la ecografía indicada.

A partir de ahí, un cirujano plástico podrá hacer una lipoaspiración, para el primer caso, el de la Adipomastia. O bien, extraer la glándula mamaria, es decir, la Ginecomastia. No es extraño que en el primer examen encuentre que ambas patologías se combinan y para resolverlas tenga que realizar ambos procedimientos.

La cirugía no es para nada compleja. Se realiza, por supuesto y como todo procedimiento quirúrgico, en un sanatorio u hospital. Se utiliza anestesia local, sumada a una sedación, y la intervención no dura más de 40 minutos. A los 4 días, el paciente puede volver a trabajar y a realizar sus tareas habituales, siempre teniendo presente las indicaciones y los cuidados que su médico le recomiende.

Lo último que podemos recomendarle a todos los hombres que sufran esta afección es que acudan a un médico especialista, con las credenciales que acrediten sus estudios y trabajo.

Dr. Fernando Felice Cirujano Plástico (UBA) - Director Médico del Centro de Estética Vesalio -

 [email protected] - http://www.vesalioestetica.com.ar/

@Dr_FeliceF

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.