¿Algo más bizarro que masturbarte con tu propio auto chocado? ¿No? Mirá...

Esta es la maravillosa y controvertida vida de un hombre. Un ser humano llamado Vincent Wade, de 34 años, que fue captado por una cámara "jugando consigo mismo" (así le dice la prensa internacional a la paja) después de estrellar su auto contra un local de venta de pollo. Según cuentan los testigos, Vincet, que -aparentemente- estaba ebrio se estrelló y, no contento con su desastre, decidió empeorarla. 

Bajó del auto y en vez de maldecir, putear, empujar el coche, llamar a la grúa, huír o alguna de las otras mil quinientas cincuenta y dos opciones que se me pudieran estar ocurriendo ahora mismo, no. El tipo no. El tipo se empezó a pajear. A masturbar. A darse un poquito de amor propio. Quizás, andá a saber, para superar la situación tan traumática...

Pero claro, Wade, pobrecito, no estaba solo. Y además, estaba parado, desnudo, dándole a la manija, justo a cuatro cuadras de una escuela. Así que los vecinos, con buen tino, hicieron lo que se debe: llamar a la cana. Según el informe policial, encontraron a Wade sentado en el asiento del conductor con sus ropas arrancadas. Parece que no podía valerse por sí mismo...

La mejor prueba de cuán importante es un auto para un hombre...

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.