El caso cuestión de peso

Hace unas semanas, dos programas de televisión se cruzaron en una pelea mediática con un trasfondo difícil: las dificultades que atraviesa una persona obesa cuando logra dejar de serlo. El caso comenzó en el reality “Cuestión de peso, con la grabación de uno de sus ganadores jugando al tenis con el torso descubierto. En pocas horas, el conductor de otro canal acusaba a la producción de faltarle el respeto al ex participante, mostrando los colgajos posteriores a su drástico descenso de peso. La polémica  ya pasó (como siempre), por eso creo es momento de retomarlo para plantear una solución.

   

La realidad detrás de todo esto es dura. Una persona con una enfermedad compleja como lo es la obesidad hace un gran trabajo físico y psicológico para ganar esa batalla, pero cuando lo logra su cuerpo queda con flacidez y colgajos. La única solución que tienen estas personas para empezar una nueva vida es la reconstrucción estética y funcional.

Muchas veces se realiza luego de una cirugía bariátrica. Esta tiene como objetivo disminuir su masa corporal, mediante un cinturón gástrico o una manga gástrica. La consecuencia de perder tanto peso es una gran flacidez en los tejidos, piel y músculos, provocando mucha incomodidad para la vida diaria y para la mirada ante el espejo. Claro que la baja de peso también es posible sin esta cirugía, pero las consecuencias son las mismas.

 

La solución a este problema

La piel de un paciente obeso pierde muchas de sus características naturales responsables de darle vitalidad, elasticidad y firmeza cutánea. Es decir, es una piel  muy maltratada, distendida, con sus fibras elásticas rotas (estrías cutáneas) y que le da un aspecto de tejido cansado, estirado o envejecido.

La solución se focaliza en las cirugías reconstructivas posteriores. Habitualmente se realiza una abdominoplastía, para corregir toda la región abdominal, las caderas, la cintura y el pubis. A veces se asocia a la lipoaspiración para disminuir el exceso de tejido graso remanente. Los médicos solemos preguntarle a los pacientes cuáles son sus prioridades y a partir de allí, realizar un plan de procedimientos. Algunos desean la corrección de las mamas (masculinas o femeninas) en conjunto con el abdomen, otros prefieren corregir sus brazos y muslos. Siempre el objetivo es eliminar todos los colgajos de piel, que incomodan para la vida diaria, además de devolver una imagen corporal estética.

La recomendación es que estos procedimientos estéticos-reconstructivos se hagan en pacientes sanos y emocionalmente estables, conscientes de los grandes cambios que ha experimentado su cuerpo y con la necesidad de continuar mejorando su calidad de vida. Es muy importante que encuentren profesionales con experiencia y capacitación, que puedan ayudarlos en este proceso, sabiendo que es el inicio de una nueva etapa de sus vidas.

Dr. Fernando Felice Cirujano Plástico (UBA) - Director Médico del Centro de Estética Vesalio - [email protected] - http://www.vesalioestetica.com.ar/

@Dr_FeliceF

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.