´Breaking Bad´ y la Canción que Volvió de la Muerte

¿Cuántas chances hay de que una canción grabada y editada en 1972 se convierta, de la noche a la mañana, en pleno 2013, en la más descargada y que regrese a los ránkings de la prestigiosa revista Billboard? Bueno... ha pasado alguna vez... y puede explicarse por la muerte de su intérprete ("Rapsodia Bohemia" de Queen fue número 1 en Inglaterra en 1975 y en 1991, tras la desaparición de Freddie Mercury), por su aparición en alguna publicidad de televisión (sobran los ejemplos) o, como en este caso... porque la canción en cuestión fue elegida para musicalizar la escena final de una serie de TV que tuvo al mundo en vilo durante 6 años.

  breaking bad 

El domingo pasado se emitió en Estados Unidos el capítulo final de "Breaking Bad", un show que algunos dicen que ya se ganó su lugar entre las mejores series de televisión de todos los tiempos. Por las dudas (hay gente rara en todas partes) que no sepas de qué se trata, te lo cuento en una palabra:

eslahistoriadeunprofesordequímicaquealos50añosdescubrequetienecáncerydecidequelomejorquepuedehacer paradejarlealgodeplataasufamiliaesponerseaproducirmetanfetaminayenelprocesoseconvierteenelcapomafia máshijodeputaquevisteentuvida.   Uf... casi no llego.  

La despedida de "Breaking Bad" fue vista en Estados Unidos por más de 10 millones de personas, a los que hay que sumar las descargas ilegales (bué...) que dicen que en los dos días posteriores fueron 500.000. O sea: se vio mucho. Y toda esa gente escuchó, en la escena final, una hermosa canción llamada "Baby Blue" perteneciente a una casi olvidada banda inglesa llamada Badfinger. ¿El resultado? Un golazo. En apenas unas horas (las que siguieron a la despedida de la serie), una canción editada 41 años atrás creció increíblemente en ventas digitales, ingresó al Top 20 de iTunes, revivió el interés en el catálogo del grupo y es muy probable que en los próximos días aparezca en los ránkings de la revista Billboard, ránkings que ya había visitado... en 1972.  

Es irónica y muy curiosa esta resurrección de Badfinger, una banda con una historia tan accidentada como el guión de "Breaking Bad". Formados en  Swansea, Inglaterra, fueron una de las primeras bandas en firmar para Apple Records, el sello discográfico de los Beatles. En un par de años metieron cuatro hits, Paul Mc Cartney compuso para ellos y George Harrison se comprometió producirles un álbum.  

Badfinger  

Ahí empezaron los problemas: la grabación de ese disco fue eterna, complicada. Harrison estaba muy ocupado para producirlo y en su lugar llamaron a Todd Rundgren (que curiosamente el próximo mes va a estar en Argentina como parte de la banda que acompaña a Ringo Starr).

El álbum fue un éxito y colocó dos temas en los charts, incluyendo a "Baby Blue", pero en el mejor momento del grupo el sello discográfico empezó a derrumbarse y a eso se sumaron una serie de desarreglos financieros (llamémoslos "estafa") en que los metió su manager, un tipo vinculado con la mafia.  

Para 1975, habían cambiado de compañía y grabado un par de discos más, pero toda su plata se había perdido por los desmanejos de su manager. Pete Ham, líder de Badfinger, se ahorcó una noche en su casa.

La banda se separó, se reunieron años después, y en 1985 el bajista del grupo, Tom Evans, también tomó la decisión de quitarse la vida.   De ahí saltamos al 2013, cuando Vince Gilligan, creador de "Breaking Bad" (contrariando la opinión de su consultor musical), decide que "Baby Blue" de Badfinger es la canción ideal para acompañar la escena final de su exitosísima serie. Una gran forma de ilustrar la extraña historia de amor entre Walter White (personaje principal del show) y su "anfetamina azul". A pesar de que originalmente la canción compuesta por el malogrado Pete Ham era en realidad una especie de disculpa para una ex novia...  

Pero las canciones, las buenas canciones sobre todo, son así: suelen tener vida propia. Y significar distintas cosas para distintas personas. Para los que vieron el final de la serie y la disfrutaron durante años, el tema de Badfinger será, por mucho tiempo,"el del final de Breaking Bad".  

Las estadísticas no mienten: al día siguiente a la emisión del último episodio, la escucha online había crecido un 20.000 %, las ventas digitales habían subido casi un 3.000 % y esa misma noche la canción había sido descargada legalmente 5.300 veces. El fenómeno completo va a poder ser apreciado cabalmente en los próximos días, cuando se conozcan cifras más definitivas, pero lo cierto es que "Baby Blue" va a regresar a los charts de Billboard... 41 años después.  

Si ya viste el capítulo final de la serie, ahora conocés la historia detrás de esa hermosa canción. Si no lo viste todavía, tranqui... cuando llegue "ese momento", ya sabrás de qué se trata. El video podés verlo sin preocupaciones, que no arruina ninguna sorpresa de "Breaking Bad". Sólo se trata de Badfinger en su mejor momento...   BADFINGER "Baby Blue"

 

Es una pena, claro, que el bueno de Pete Ham, su compositor, no esté por acá para disfrutarlo. Otra triste historia de rock n´roll.

Agrega tu Comentario
 
 
Contactate con RonnieArias.com © 2014 Ronnie Arias. Todos los derechos reservados.