Amalia.
17/08/2012

Por @PsicoDeFamosos.

 

Tengo los ovarios por el piso, doctor”. La imagen era fuerte. Imaginen unas Trompas de Falopio colgando hacia abajo hasta apoyar gentilmente los ovarios contra el suelo. Amalia tiene esto. Habla y genera cosas, es una tirabombas y por eso todos la quieren como panelista.En serio, doc. El temita del ogro me tiene los ovarios así de inflados”. Ahí está, otra imagen que me cuesta visualizar y no tengo idea por qué me calienta.

 

 

 

 

El ogro es un monotema en las sesiones con Amalia. Que Shrek esto, que Shrek lo otro. Su otro gran tema es la Marengo, una mina a la que odia con todo su cuerpazo. Ese odio me pone como loco. Cada vez que hablamos de la Marengo me las imagino agarrándose de las mechas mientras sus pechos se entrechocan en una coreografía de formas que le rompería el culo a cualquier cuadro del Cirque du Soleil.

 

 

Amalia. Escuchame bien. Hace algunos años que estoy trabajando en una técnica experimental de bombardeo de imágenes. La idea es lograr un fenómeno de sustitución referencial a través de esta metralleta de estímulos especialmente diseñados para tratar tu caso particular. El experimento está en fase beta pero ya me ha dado algunos resultados interesantes”. “¡Y entonces qué esperamos, doc!”. Saqué el proyector del armario y lo conecté mientras Amalia hacía tiempo en twitter.

 

 

“Las imágenes que vas a ver ahora tienen como objetivo atacar la imagen mental de un referente específico: Shrek”. “Doctor, no entiendo un carajo lo que dice. Y no es porque sea rubia y tenga buen culo, eh”. “Amalia, mirá. Cada vez que escuchás Shrek, tu mente proyecta la imagen de tu ex. Esa imagen es tan fuerte que le ganó la pulseada a la imagen de la película animada. Lo que vamos a hacer ahora es bombardear el referente para que cuando vuelvas a oírlo, te imagines otra cosa completamente distinta”.

 

 

Doctor. Son sapos”. La luz estaba apagada para facilitar la proyección y la oscuridad me permitía mirarle el escote sin reparos. “No son sólo sapos, Amalia. Son sapos que croan y te callan. Son sapos que no hacen croac. Estos hacen Shhhhrek”. Lo que no le dije a Amalia es que estos sapos no eran todo lo que había en la proyección. Colados entre algunas secuencias, había puesto unos frames de una vieja con las tetas por el piso. Mi objetivo era potenciar en Amalia el miedo a la gravedad y generar un tic correctivo.

 

 

Ilustraciones Adrian Karpenkopf . @addrox  

 

No sé si esto funcionará, doctor. Pero vale la pena seguir probando”. Quedamos en seguir el tratamiento la semana entrante. Nos saludamos y la acompañé hasta la puerta. Desde que terminara la proyección, Amalia se había tocado cuatro o cinco veces las tetas para levantarlas con suavidad. Parecía no darse cuenta. El experimento había sido un éxito rotundo. Con este nuevo tic, la calidad de las sesiones con Amalia estaba asegurada.

 

 

NOTA: ¿Todos los tics son malos? ¿Qué opinan?

 

« Volver atrás

6 comentarios para Amalia.

  1. Lili Bentancourt dice:

    Tengo los ovarios por el piso, doctor!
    De escuchar del Ogro ,Amalia y la Marengo pateticos!!!

    Y pienso que todos los tics de una forma u otra,son malos.
    Por algo las personas se quejan de ellos.

    O no Doctor?

  2. yo creo que los tics no estàn buenos porque se repiten en forma involuntaria, entonces la persona no elige, simplemente le pasa, y con un gran trabajo puede llegar a corregirlo, mejorarlo o quizà aceptarlo de una manera clara y conciente, por lo menos asì lo veo yo…. (no me acuerdo quièn lo decia….)

  3. Bello dice:

    Yo soy de esasssssss! y me doy cuenta cuando me quedan mirando…es malisisisisismooooo ! habra otros que no son malos, solo de hincha pelotas o para hinchar las pelotas!

  4. pablo dice:

    Para la ensalada de fruta diaria del desayuno pongo los pedacitos por igual en cada bowl… si me pierdo los cuento.
    Mi viejo y mi hermano mayor cuentan las vueltas con las que revuelven con la cuchara el azucar.
    ¿Medios dormidos x la mañana afloran todos los tics?

    • juli dice:

      uno siempre dice “noooo yo tics no tengo” hasta que empezas a ver… y tenés una banda— hago lo mismo con la cuchara, el cenicero de tal forma, las sábanas de tal otra, hacerle diez puntos con corrector a una bic negra trazo grueso (???), la cortina, dormir con la puerta del ropero cerrada, cierta forma de colgar la ropa— ah no, pero yo tics no tengo eh, lo mio son detalles prácticos o estéticos en mi vida jajajajajajjaajjajaja

  5. Agustín dice:

    Podría ser tan amable de ilustrarnos algunos otros ejemplos de estos tics correctivos??

    no todos los tics son malos, pero algunos son mas incómodos que otros, por ejemplo una amiga en la facultad si se concentraba mucho en lo que estaba diciendo comenzaba a acomodarse el corpiño a mansalva sin importar cuantos fuéramos….

    Doc… ud es un genio…

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos