cine

¡Ey, Pixar! Cuando intentás emocionar INTENSAMENTE a veces provocás todo lo contrario

intensamente7676767676

Pixar es la perfección. De eso no hay dudas. En animación, en occidente, es el estudio con más alto nivel de excelencia en cuanto a tratamiento visual y de guión. Sin dudas. Los clásicos de estos gigantes, que comenzaron como una división nerd de la ya nerd división Industrial Light and Magic (especialistas en efectos especiales de la productora que había fundado George Lucas, Lucasfilm). Luego fueron comprados por Steve Jobs, que -visionario- apostó por esos nerds que hacían cuentas y dibujaban con fórmulas matemáticas polígonos de colores que se movían en la pantalla. Se sumó el geniecillo de la animación del momento, John Lasseter y armaron un equipo que desde los años 80s, no sólo hicieron unos cortos espectaculares, si no que además crearon las herramientas para producirlos. Establecieron un estándar de calidad altísimo que nadie pudo superar hasta ahora. Y al final se terminaron convirtiendo en el corazón de los estudios de animación más grandes del mundo, Disney. Este portal es fan de Pixar, claramente. 

Peeeeeeero, como todo fan también somos obsesivos y críticos. INTENSAMENTE críticos.

¿Es importate exigirle al talentosísimo que brinde siempre lo mejor de sí mismo? ¿Por qué cuando uno ve una película de Pixar “necesita” que tenga un piso muy alto? Hay veces que el el partido está condicionado por la coyuntura del momento y los jugadores no pueden rendir al máximo. No quiero espoilear nada, pero hay veces que caen en obviedades o clichés que no siempre pueden ser disimuladas con gráficos espectaculares.

En 1995, Pixar estrenó mundialmente Toy Story, el primer largometraje completamente animado por computadora, y a partir de allí nos que los juguetes pueden tener sentimientos, en su segunda película aprendimos que los insectos pueden tener sentimientos, que incluso los monstruos y los peces tienen sentimientos, que los superhéroes tienen sentimientos, que los autos tienen sentimientos, las ratas tienen sentimientos, los robots tienen sentimientos, los viejos con casas voladoras y los perros tienen sentimientos, los escoceses tienen sentimientos y ahora ¡LOS SENTIMIENTOS TIENEN  SENTIMIENTOS!

¡¿QUÉ SIGUE, EH? ¿QUÉ SIGUE?!

 

¡Otra clase de cine de género! Fijate si tu película favorita pasa el famoso y sencillo “Test de Bechdel”

betghjfcjel

Vos que estuviste levantando la voz con el puño en alto, sosteniendo un cartel que dice #NiUnaMenos, y después de la marcha te fuiste al cine con tus amigos. ¿Sabés qué es el Test de Bechdel? Leer más…

¡La empatía es una cuestión de piel! Vení a tatuarte una letra por los derechos humanos

pielelelelehomee

En el marco del ya clásico Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Buenos Aires, vendrá -directo desde Holanda- el proyecto Human Rights Tattoo, que invita al público a “donar” un centímetro de su piel para hacerse un tatuaje por los derechos humanos.
Leer más…

¡Nunca viste el cine así! 30 afiches de películas famosas recreados en situaciones graciosísimas

jaemyc-2015-2

Jaemy Choong viene trabajando en este proyecto desde el año pasado. A él le gusta dar vida a los posters de películas de culto como Matrix, El resplandor, Terminator, ET, El Señor de los Anillos, Mi pobre angelito, El día de la idependencia, entre muchísimas otras, en un desfile graciosísimo de poses y delirios. Leer más…

¡Golpe RETRO! Impresionantes imágenes de cine y series de este siglo, pero en VHS

la-vhs-nest-pas-hs-Stan-golem13-0

Hay gente que sólo conoce los VHS por referencias y nunca vieron una videocasetera en su vida. Las cintas en video fueron el medio de reproducción de películas y conciertos para el hogar más famoso hasta finales del siglo XX cuando fueron reemplazados por los DVD. La sigla quería decir Video Home System y la segunda Disco Versátil Digital. Leer más…

¡Mojada de oreja internacional! Esta serie argentina ganó un premio a efectos especiales en Estados Unidos

daemoniumssmsmsmhome

Si hablamos de pantallas, durante muchos años nuestro país sólo nos brindó cine de unos pocos géneros, centrándose generalmente en el drama, la comedia y el policial. Eso fue dejando afuera a un segmento de público enorme que, sin poder acceder a una opción local, se volcó por el cine de otros países. Leer más…