Astrología Sexual 2.
11/10/2012

Por @WaldoCasal.

Descubrí las claves de la conquista, para los últimos 6 signos, los primeros acá.

 

 

Waldo Casal.

 

 

 

Libra

La mujer de Libra, personalidad sexual: Sos femenina, seductora e intensamente erótica. Tenés clase, charme y un gusto exquisito para complacer al hombre más exigente. Te fascinan los flirteos, los halagos y la ternura, y soñás con una sexualidad suave que te despierte toda la sensibilidad de tu cuerpo. Despreciás la masculinidad bruta, las relaciones rápidas y el egoísmo de la pareja. Querés y podés satisfacer a tu hombre y esperás lo mismo de él. Te gusta darte todo el tiempo necesario para la seducción y los juegos, de modo que el clímax sea una lenta explosión de los sentidos. Como pareja sos dulce, cariñosa, dependiente y bella.

El hombre de Libra: A él le interesan la belleza, la inteligencia y la armonía, y en esa búsqueda se afana durante toda la vida. Es un hombre apasionado por el equilibrio y trabaja siempre para desinclinar la balanza. Le gusta la polémica, las discusiones constructivas, los diálogos fructíferos. Considera que los seres humanos somos fundamentalmente sociales y por eso disfruta del trabajo en equipo, de los grupos de amigos, de las relaciones sociales. Su indudable encanto le permite adaptarse a todos los ámbitos, donde brilla por su fino sentido del humor y su predisposición tanto para hablar como para escuchar. Sabe aunar los puntos de vista y calmar los ánimos, por lo que es un excelente diplomático. En la pareja también mantiene esta posición, aunque tal vez sea demasiado indeciso y siempre esté buscando el equilibrio entre lo que da y lo que recibe.

La sensualidad del hombre de Libra: El libriano es un hombre estético y por lo tanto busca una mujer hermosa, fina y elegante. Una mujer que se produzca desde la mañana hasta la noche, que jamás esté desarreglada sino vestida y maquillada como para ir a una fiesta. También lo subyuga la inteligencia, porque para este hombre el amor no termina en la cama, aunque allí comience. Desde luego que no es fácil de atrapar, pues su indecisión y su tendencia a las aventuras lo alejan de cualquier compromiso serio. De todos modos, no es una conquista imposible, sobre todo si sabés combinar encanto e intelecto. Allí caerá rendido y vas a encontrar que su sexualidad es tan fina y delicada como sus gustos, es un amante exquisito que disfruta haciendo y mirando. La belleza del cuerpo lo excita tanto como las caricias. Es un amante capaz de complacer hasta los más mínimos deseos y también busca gozar con la misma intensidad. Él concibe al sexo como un encuentro en el que ambos partenaires deben salir airosos y gratificados. Por eso prefiere los juegos demorados y el erotismo a la posesión masculina y brutal.

Mejores parejas: Sagitario, Acuario, Géminis y Leo.

Las fobias masculinas: Despertarse al lado de una mujer que no esté perfecta (odia las lagañas, el pelo despeinado, cualquier imperfección natural) y, también, que no sea delicada y fina a toda hora.

Las zonas erógenas de él: Acariciale la espalda, hacele masajes con aceites aromáticos en especial en la parte lumbar.

Las zonas erógenas de ella: Te gusta que te bese largamente todo el cuerpo, que te recorra la espalda y el vientre con la boca.

Escorpio

La mujer de Escorpio, personalidad sexualPasión es la palabra que te define. Sos enérgica, fuerte y arrolladora, y buscás a un hombre capaz de sentir y gozar del amor de la misma manera. Cuando alguien te interesa, nada te detiene. Tu mirada hipnotiza, tus modales suaves y femeninos deslumbran y luego tu sensualidad devasta. Ningún hombre te olvida fácilmente, porque vos les haces conocer la verdadera cara del erotismo. Siempre misteriosa y atrapante, sabés cumplir lo que tu mirada promete: noches de inolvidable intensidad, donde los secretos del sexo quedan al desnudo. Como pareja, aunque tu naturaleza es seductora, tus sentimientos son estables y sobre todo abrasadores. Sos de las que aman y quieren que la amen para siempre.

El hombre de Escorpio: Él es todo un hombre: recio, valiente, viril y cautivante. Su personalidad es la más vehemente y apasionada del Zodiaco, y vive siempre a todo o nada. Para él, el gris es un color inexistente, pues la realidad se divide en blanco o negro. No siente temor ante nada, le gusta el riesgo y es capaz de resucitar de sus propias cenizas. Tiene una energía desbordante y una fuerza arrolladora. Desconoce la indiferencia, la rutina y la tranquilidad, pues él es solo desmesura. De carácter firme, nunca se muestra por completo, siempre reserva una parte de sí en el misterio, lo que lo convierte en un enigma de gran seducción. Como contrapartida, él sí conoce en profundidad los secretos de quienes lo rodean, no porque pregunte, sino porque su intuición es asombrosa. En el amor es tan apasionado como posesivo, tan ardiente como celoso. Él pretende una entrega absoluta y para siempre.

La sensualidad del hombre de Escorpio: Busca una mirada hipnótica, una mujer voluptuosa en cuerpo y alma, capaz de desear cada vez más placer. Detesta la moderación, la timidez y las inhibiciones. Él es tan indómito como la naturaleza y se siente atraído por quien esté dispuesta a seguirlo en sus aventuras. Aunque le gusta la ropa sexy y llamativa, lo que más le importa es sacártela, o que te la quites con urgencia y desesperación. Así que, ya sabés, si estás dispuesta a quemarte en la hoguera, ¡adelante! Con él las estrategias son dos: conservar cierto misterio que lo fascine y jamás tener una actitud laxa o indiferente. Él necesita saberse amado, pero por sobre todas las cosas, deseado. Buscalo, provocalo y no tardarás ni un instante en descubrir que es el hombre más sexual y sensual que hayas conocido. Le gusta todo y quiere experimentarlo todo, y pretende que vos lo alcances en intensidad y erotismo. Y, por supuesto, no despiertes sus celos, porque son irrefrenables. Él nunca olvida y lo que más disfruta después del sexo, es la venganza.

Mejores parejas: Capricornio, Piscis, Cáncer y Virgo.

Las fobias masculinas: La inhibición, la delicadeza extrema y la delgadez exagerada.

Las zonas erógenas de él: Las tradicionales. Adora los besos y las caricias sensuales.

Las zonas erógenas de ella: Disfrutás con tu zona baja en una sensualidad llena de placer.

Sagitario

La mujer de Sagitario, personalidad sexual: Osada y moderna, si para vos hay un juego, el amor lo es por sobre todas las cosas. No te gustan las demoras, los rodeos ni las conquistas interminables. Para vos el sexo es saludable y alegre y si va de la mano del amor es perfecto. Lo que no perdonás es el aburrimiento, por lo que necesitás un amante creativo, capaz de llevar a cabo tus fantasías, y de proponerte otras vías más atrevidas. No conocés los prejuicios, por eso adorás las escenas eróticas, aun al aire libre. Sos una mujer desinhibida y el hombre que te ame debe estar a tu altura. Por lo demás, vos le vas a asegurar una vida llena de sorpresas, diversión y compañerismo.

El hombre de Sagitario: Él es inteligente, encantador, ingenioso y dinámico. Un apasionado jugador que siempre le apuesta a la vida con pasión y optimismo. Todo despierta su más profundo interés y no descansa hasta saciar su gran curiosidad. Quiere saberlo todo, conocerlo todo, experimentarlo todo como si fuera un chico en una enorme juguetería. Porque en el fondo de su corazón, el sagitariano es un ser infantil, que carece de maldad y, sobre todo, de diplomacia. Difícilmente tenga tacto para callar sus opiniones, por más crueles que parezcan. Sin embargo, su falta de maldad hace que inmediatamente se le perdonen sus torpezas. Por otro lado, tiene un carácter tan entusiasta que es difícil no contagiarse de su fé ciega en la vida y en el destino. La libertad le importa mucho, tal vez demasiado, por eso suele huir rápidamente de cualquier experiencia que se parezca en algo al compromiso.

La sensualidad del hombre de Sagitario: Él es un hombre vital, libre, independiente, que no está dispuesto a dejarse atrapar. Él busca una mujer que lo comprenda y que participe de sus intereses, pero que le de el espacio y el aire que necesita. El look que más lo atrae es el de la mujer moderna, autosuficiente y ejecutiva, alguien con un encanto práctico y con un detalle sexy. En verdad, busca un alma idéntica a él, que tenga su propio mundo e intereses. No le gustan las escenas, ni las lágrimas ni mucho menos una dulce esposa que le pregunte a dónde va o a qué hora llega. Por eso, solo si es una mujer autónoma y con proyectos, podés fijarte en él y tener éxito. Con él se puede construir una vida de aventuras y sobresaltos, pero jamás un hogar tradicional lo cual, en estos tiempos, tiene sus ventajas. Podés salir, ir, venir y disfrutar de la vida y luego encontrarte con él, un hombre capaz de hacerte sentir toda la intensidad y el fuego que corre por sus venas. Para el sagitariano, el sexo, como todo, es un juego, una experiencia para conocer y profundizar el placer y el goce. Le gustan las caricias y es un experto besando tus zonas erógenas.

Mejores parejas: Acuario, Aries, Leo y Libra.

Las fobias masculinas: La rutina y las exigencias.

Las zonas erógenas de él: Acariciale la espalda con cremas y aceites, besale los muslos y recorré con tu boca su espalda.

Las zonas erógenas de ella: A vos te gusta que te sorprendan, las caricias nuevas y desconocidas, un beso diferente te excita al extremo.

Capricornio

La mujer de Capricornio, personalidad sexual: Sos una mujer conservadora, discreta, distante en especial si te proponen relaciones superficiales, simples ejercicios sexuales. Buscás algo más y no estás dispuesta a conformarte. Pero cuando te enamorás y cuando sentís que el otro vale la pena, tu frialdad desaparece y comienza la pasión. Sentís al sexo como un encuentro poderoso, donde dos seres se chocan, se dominan y se poseen mutuamente. Nada más ni nada menos. Tu sexualidad se parece más a una contienda que a un tibio acuerdo, donde los dos se debaten para obtener y dar placer en cuerpo y alma. En la pareja, tu amor es contundente y preferís siempre los hechos a las palabras.

El hombre de Capricornio: Racional, distante, frío, controlado, el hombre de Capricornio parece ser un ser inconmovible. De reacciones medidas y respuestas lentas y meditadas, no deja casi nada en manos del azar. Para él la vida se construye con trabajo, esfuerzo y organización. Solo de ese modo se consiguen las metas y él suele tener unas cuantas. No le teme al sacrificio ni al trabajo constante en todos los planos de su vida porque sabe que, al final, conseguirá lo que se ha propuesto. Aunque no suele sobresalir, su personalidad es categórica y nunca pasa inadvertida. Detrás de su aspecto tímido, retraído y casi sin pretensiones, hay una persona que sabe lo que quiere y cómo obtenerlo. Él es un maestro de las tácticas y las estrategias. Aunque parece serio, posee un sentido del humor fino y sutil y una capacidad de análisis que deslumbran. Sus consejos son sabios, su amor, un lugar seguro para anclar. Porque el hombre de Capricornio puede tardar en enamorarse pero, cuando le sucede, sus sentimientos son sólidos como una roca.

La sensualidad del hombre de Capricornio:  Él es conservador, laborioso, ordenado, metódico, tímido y disciplinado. Pretende encontrar una mujer en todo el sentido de la palabra, una dama que comparta la vida y también las metas con él. Por eso siempre le llaman la atención la elegancia, la distinción y el lujo austero. Él prefiere una mujer con clase a una mujer sexy y seductora, porque en el fondo no la busca para que lo acompañe solo en el presente, sino en sus aspiraciones futuras, que son muchas. Quien pretenda conquistarlo, tiene que ser alabada por su buen gusto más que por su magnetismo o sex appeal. Él es lento y, seguramente, primero te observará durante un buen tiempo. Luego, si además de sentirse atraído, pasás la prueba de lo que él pretende, iniciarán una relación más sexual y fogosa de lo que te imaginabas. Porque detrás de ese aspecto frío y distante, se esconde un amante apasionado y sabio. Porque para él el sexo, como todo, es cosa seria. Su potencia es extraordinaria así como su capacidad de control, por lo que la sexualidad con él se transforma en una experiencia inevitablemente placentera. Sabe gozar y hacer gozar a su pareja casi como ningún otro.

Mejores parejas: Piscis, Tauro, Virgo y Escorpio.

Las fobias masculinas: No soporta, aunque quiera saber, que le cuenten experiencias pasadas. Él debe ser único o al menos creerlo.

Las zonas erógenas de él: No te equivocarás si le masajeás la espalda con movimientos ascendentes y descendentes, sobre todo en la columna.

Las zonas erógenas de ella: Te gustan la lengua entre los dientes y las caricias en las piernas, sobre todo en las rodillas.


Acuario

La mujer de Acuario, personalidad sexual: Sos una mujer que deja a todos boquiabiertos. Tus flagrantes contradicciones te hacen tan seductora como especial. Parecés dulce, frágil, romántica, pero de pronto te convertís en una amante fogosa e inesperada para quien todo es posible. Tu imaginación no tiene límites y los prejuicios no existen a la hora de amar y ser amada. Sos capaz de inventar más posiciones que las contenidas en el Kamasutra y convertir cada noche en una experiencia alucinante. Solo necesitás un hombre capaz de seguirte y que no cercene tu creatividad sino que la acreciente. Si sabe motivarte y divertirte, le darás todos los paraísos que busque.

El hombre de Acuario: Su imaginación no tiene límites, le fascinan el cambio, lo nuevo y todo lo que sea maduro y diferente. No soporta la rutina, la tradición y todo lo preestablecido. Le encanta desconcertar, llamar la atención y deslumbrar. Es muy seductor, desinhibido y desprejuiciado. Posee dinamismo, energía y originalidad. Su creatividad lo hace estar siempre a la vanguardia de los acontecimientos, como si perteneciera más al futuro que al presente. Su temperamento es alegre, tranquilo y sociable y su generosidad, reconocida por todos. Aún así, lo que más valora de la vida es la libertad y la independencia, por lo que se hace difícil que eche raíces por mucho tiempo. A su espíritu rebelde y dinámico le cuesta estar quieto y atarse, ya sea tanto a afectos como a situaciones. Él necesita innovar, descubrir, mirar qué es lo sucederá afuera, lejos de donde está. También suele verse preso de sus propias contradicciones ya que es un revolucionario pacifista, un sociable de pocos amigos, un independiente inseguro, un romántico al que le cuesta aferrarse al amor, un liberado que necesita que lo quieran…

La sensualidad del hombre de Acuario: Este hombre busca y necesita una mujer con alas propias, que sepa fantasear y pueda elevarse hasta sus sueños (los de él, que no son pocos) y tener los propios. Por su espíritu excéntrico, siempre se fijará en quien llame la atención por su osadía y por su excentricidad. Porque si hay algo que este hombre valora es el atrevimiento y el sentido del humor. La imaginación es la llave que abre su amor y despierta su sexualidad. Y allí todo es posible, porque todo le fascina y es un hombre abierto y libre, dispuesto a cualquier experiencia. Para él, el sexo solo tiene el limite de sus fantasías y las de su pareja, y como sabemos que su imaginación es amplia y frondosa… Con un acuariano el goce está asegurado y la vida en común también, sobre todo si la mujer sabe vivir para él sin asfixiarlo y le da toda la libertad y el vuelo que él no está dispuesto a resignar jamás.

Mejores parejas: Aries, Géminis, Libra y Sagitario.

Las fobias masculinas: A la falta de imaginación, al sexo estructurado, a la luz apagada…

Las zonas erógenas de él: Recorré sus piernas y sus tobillos con tu boca y los dedos, y lo excitarás inevitablemente.

Las zonas erógenas de ella: Disfrutás los juegos eróticos, las caricias en todo el cuerpo, en especial que recorra tus piernas desde la cintura hasta los tobillos.


Piscis

La mujer de Piscis, personalidad sexual: La mujer perfecta para cualquier hombre: sensible, femenina, cálida y sensual. Tu mirada bella enamora sin que haya posibilidad de resistirse. Luego, tus caricias tenues, tu cuerpo dispuesto siempre a amar y a dar placer cautivan definitivamente. Porque sos como una geisha, un ser nacido para entregar un goce sin límites. Siempre sabés crear la atmósfera perfecta para que el otro ingrese en tu mundo y sienta en profundidad. Sos la calma y la paz y entregás un amor terso, pleno de juegos, masajes, texturas y aromas. El que te ama abreva de vos como un manantial de agua fresca y cristalina. Y vos sentís que juntos atrapan todos los sueños.

El hombre de Piscis: Él es un hombre intuitivo, profundo y extremadamente sensitivo. La vida y los otros carecen de secretos, porque es un profundo conocedor de la naturaleza humana. Posee una mirada bella y su presencia se percibe como una suerte de hipnotismo. Tiene a la vez una personalidad suave y definida, que impide que jamás pase inadvertido. Aunque parezca ausente, envuelto en el mar de las fantasías, nadie puede sustraerse a sus encantos casi místicos. Siempre parece caminar entre dos aguas, entre la seducción y el altruismo, como si en su interior se debatieran dos corrientes opuestas. A su vez, su naturaleza es creatividad y el arte suele no tener secretos para él. Sin embargo, las más de las veces parece no vivir en la tierra, ya sea por su desapego por las cuestiones terrenales o por su evasión a través de la fantasía o el alcohol. Este hombre impacta siempre, porque con él conviven la debilidad y la fortaleza, la dulzura y la firmeza, la vitalidad y la destrucción, el sexo y el erotismo, además de todas las clases de amor.

La sensualidad del hombre de Piscis: Este hombre suele vivir de utopías y también idealizar al ser que ama. Aunque busca una mujer sensible, creativa, generosa y altruista, también necesita un ser firme y decidido. Lo atraen los rostros etéreos y sutiles, y los cuerpos delicados que parecen capaces de volar. Así también, adora las telas vaporosas, las tímidas transparencias y los diseños sugerentes más que atrevidos. La mujer debe despertar en él no una atracción magnética, sino más bien un cierto eco de trascendencia. Debe ser alguien que camina por la tierra sin pertenecer a ella por completo. Conquistarlo no es una tarea muy difícil, porque es un ser sensible capaz de enamorarse para siempre. Él te hará sentir completa, poseída y a la vez amada. El sexo con un pisciano trasciende el tiempo y el espacio y alcanza una dimensión en donde los cuerpos y las almas comulgan. No es que sea simplemente dulce, fogoso y romántico, sino que logra la fusión, esa sensación casi mística de pertenencia que casi todos añoramos, pero difícilmente hallamos. Su sexualidad despierta todas las sensaciones dormidas. Su intuición exquisita transforma los cuerpos en un inagotable océano de eroticidad, sensualidad y trascendencia.

Mejores parejas: Tauro, Cáncer, Escorpio y Capricornio.

Las fobias masculinas: A las deformaciones de los pies (juanetes, dedos martillo, callos) y al sudor.

Las zonas erógenas de él: Lo pierden los masajes en los pies, pasa tus manos y lengua por el empeine, la planta, los dedos…

Las zonas erógenas de ella: Te gustan las caricias suaves y dulces también en los pies. Los besos entre los dedos, en las uñas, en todos los recovecos.

Los primeros signos acá!.
Para más información podes buscar a Waldo en su ecosistema digital:

www.waldocasal.com

www.facebook.com/pages/Waldo-Casal/126893560745472

[email protected]

Ilusrtraciones de Aldana Ogorodnik 



« Volver atrás

97 comentarios para Astrología Sexual 2.

  1. Yo tuve una pareja Acuario por un corto tiempo, y no era para nada la descripción que sale aquí. Fuera de la pasión nos llevábamos genial, pero en la cama era un fiasco, muy aburrido, y para Aries es muy importante la parte sexual, pues nos encanta demostrar nuestro amor a través de la pasión, somos muy creativos, atrevidos, energéticos, divertidos. Después de un mes que patie el Acuario me busco mi Leo, padre de mis hijos, ellos son muy leales, hogareños, y en la pasión tienen la misma energia intensa de Aries. Creo que mejor que Leo no hay.

  2. Romina dice:

    Woww siempre que leo mi signo nos pintan como los mejores. Y lo somos, modestia aparte ja. Pisciana y soltera… lo que se están perdiendo hombres!

  3. gilda dice:

    Mi ex es piciano y nada que ver con lo que dice… ahora de la mujer de acuario es asi…

  4. paula dice:

    Yo estuve de novia con una escorpiana, y yo soy escorpiana, nacimos el mismo dia, con 4 horas de diferencia, y eramos el agua y el aceite…
    Pero me identifico con lo que lei… amo mi signo!! Jaja

  5. Sonia dice:

    parece que insulté a alguien o dije algo fuera de lugar. Tiene algo de malo que me guste una mujer?

  6. griselda dice:

    hola waldo hermoso todo aunque estoy es desacuerdo de que describas mas al hombre q a la mujer”””””

  7. Jessi dice:

    Hola Waldo.
    Gracias por todos tus posteos sobre los signos!
    En el caso de Escorpio, se podrá ampliar un poco más lo de la mujer escorpiana? Sobre el hombre escorpiano hay bastante más.
    Y las fobias de la mujer de escorpio cuáles son?
    Gracias! y saludos desde Bariloche.
    Jessica

  8. lu dice:

    mi novio es de libra, todo lo contrario a lo que dice
    le gusto despeinada a la mañana, y menos maquillaje mejor
    :)

  9. Ro dice:

    Muy buena descripcion de los piscianos mi novio y yo somos de piscis !! Agrego qe los qe dicen qe los de los mismos signos no se llevan es MENTIIIIIRA Gente con mi gordo hace mas de un año juntos y 10 meses de convivencia lo amo con locura y yo se que el tambien

  10. adriana dice:

    Sagitario. tal cual. no podria haber sido mas exacto. gracias Waldo!!!

  11. Mai dice:

    Es verdad el de sagitario y yo de leo. .lo describis a la perfección. .

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos