Nacio de mi

¡Basta de autoengañarte! Contestá: ¿son compatibles en la cama?

cama

Algo te pasa. No digas que no. Estás ahí, mirándolo o mirándola de reojo y creés que tenés que hacer fuerza, que tenés que fingir. ¿Fingir? ¿No se supone que la cama es uno de esos lugares para ser vos mismo y vivir el sexo libremente? Se supone, claro. Pero vos y ella o vos y él, andá a saber por qué, ya no se tocan y se encienden. Ya no tienen esa chispa divina que los sustenta y hace que la pasión crezca como un pimpollo de primavera que salta del capullo.

Algo te pasa. Algo les pasa. ¿Será que a vos no te gusta eso mismo que le gusta a él? ¿Será que a ella ya no le caienta lo mismo que a vos? ¿Será que nunca la excitó del todo, todo, todo? En fin. Para casos como estos, la agonía nunca termina siendo buena consejera. Para casos como estos, te recomiendo solucionar tu vida entera de pareja con un TEST infalible salido de las mismísimas entrañas de la web y sus arbitrariedades.

1. ¿Te incómoda que tu pareja emita gemidos durante la relación sexual?

a) No, en lo absoluto
b) Sí, es muy desagradable
c) No lo puedes soportar

2. ¿Te molesta que te demuestre su amor en frente de otros?

a) No, al contrario, te fascina
b) Sólo frente a sus conocidos
c) Sí, crees que es una falta de respeto hacia los demás

3.¿Sientes que puedes comunicarte libremente con tu pareja?

a) Sí, porque tienes plena confianza y él es muy comprensivo
b) Sólo en algunos aspectos
c) No exactamente, porque sientes que no te entiende

4. Mientras haces el amor, ¿le dices lo que prefieres que te haga?

a) Sí, la idea es que ambos sientan placer
b) Sí, en ocasiones te atreves
c) No, no te parece que sea correcto

5. Si tienes ganas de tener sexo, ¿se lo dices?

a) Claro que sí, te sientes libre en ese aspecto
b) Casi nunca
c) Esperas que él tome la iniciativa

6. ¿Crees que tu cuerpo lo seduce?

a) Sí, te preocupas mucho de mantenerte bien
b) A veces no te sientes tan segura
c) No del todo

Mayoría de A
Tú y tu pareja son el complemento perfecto, tienen plena armonía y libertad para expresarse durante la intimidad; además no temen en manifestar sus preferencias sexuales, para que ambos se satisfagan.

Mayoría de B
No sientes la confianza suficiente para decirle a tu pareja tus gustos sexuales, si bien a veces te atreves; no sucede con frecuencia. No temas expresarte, debes ser conciente de que ambos tienen el mismo derecho a sentir placer.

Mayoría de C
Tu relación no tiene ningún sentido armónico, porque te sientes demasiado insegura de ti misma. Pero es urgente que le des un vuelco a esta situación, de lo contrario jamás tendrás una relación sexual satisfactoria.

¿Quién fue la misteriosa Margot? Esta es la historia de la catadora de comida de Hitler

margot

Desconocida hasta ahora la historia de Margot Wölk, resulta apasionante. Ella era una de las 15 jóvenes que trabajaban en el cuartel militar de Hitler de la Guarida del Lobo –que se encontraba en el bosque de lo que antes era Prusia Oriental y hoy en día es Polonia– durante la Segunda Guerra Mundial y su trabajo consistía en probar la comida del líder nazi antes que él para evitar que lo envenenaran. “Había constantes rumores de que los británicos querían envenenar a Hitler”, dijo.

“Nunca comimos carne. Nos daban arroz, fideos, pimientos, guisantes y coliflor. La comida siempre era vegetariana”, explicó Wölk a la cadena de televisión alemana RBB. Para Margot y sus compañeras, cada comida podía ser la última. Wölk relata que algunas mujeres tenían tanto miedo que se ponían a llorar al empezar a comer. “Teníamos que terminar la comida. Después, nos tocaba esperar una hora, y siempre teníamos miedo de ponernos enfermas. Llorábamos por la alegría de haber sobrevivido”, recuerda Wölk.

Margot Wölk no era nazi, y se hizo catadora de comida por casualidad. En 1941, cuando su marido estaba en la guerra, tuvo que abandonar su hogar en Berlín por culpa de los bombardeos y se marchó a vivir con su suegra a Partsch –actualmente Parcz, Polonia–, una ciudad situada a 400 kilómetros de Berlín. El alcalde de la ciudad, un nazi fervoroso, la obligó a trabajar de catadora de comida en el cuartel de la Guarida del Lobo. “Las medidas de seguridad eran tan estrictas que nunca vi a Hitler en persona –cuenta Wölk–, solo a su pastor alemán, un perro llamado Blondi”.

El temor de Hitler por su vida no era infundado. En 1944, un grupo de oficiales del Ejército alemán intentaron matarlo detonando una bomba en la Guarida del Lobo. Casi 5.000 alemanes sospechosos de estar involucrados en el fallido atentado fueron ejecutados por los nazis. A finales de 1944, cuando el Ejército Rojo iba avanzando, un oficial de las SS ayudó a Margot a escapar, y esto le salvó la vida. Wölk fue la única catadora de comida que sobrevivió; todas sus compañeras fueron fusiladas en enero de 1945.

¡Ni enfermedades ni vejez! Vení de vacaciones a Hunza, el pueblo mágico

hunza1

Es mágico porque tiene la felicidad como estandarte. El valle del río Hunza, en la frontera de la India y Pakistán, es llamado “oasis de la juventud!, y no es porque sí: los habitantes de la zona viven hasta 120 años, casi nunca se enferman y tienen una apariencia muy muy muy joven. Los habitantes de Hunza físicamente se parecen mucho a los europeos, hablan su propio idioma -el burushaski- que no se parece a ningún otro en el mundo, y profesan un islam especial, el ismaelita, informa Marketium.

Sin embargo, lo más sorprendente de esta pequeña nación escondida entre los macizos montañosos de la región es su capacidad extraordinaria de mantener su juventud y salud: los hunza se bañan en agua helada incluso a 15 grados bajo cero, practican juegos deportivos incluso hasta los 100 años, las mujeres de 40 años parecen adolescentes y a los 65 años dan a luz. En verano comen frutas y verduras crudas; en invierno, granos germinados y queso de oveja.

El médico escocés Robert McCarrison, que describió por primera vez el “valle feliz”, hizo hincapié en que los hunza casi no consumen proteínas. Al día comen en promedio 1.933 calorías, en las que se incluyen 50 gramos de proteínas, 36 gramos de grasa y 365 gramos de carbohidratos. Según las conclusiones de McCarrison, precisamente la dieta es el factor principal de la longevidad de esta nación, subraya el medio. Por ejemplo las naciones vecinas, que viven en las mismas condiciones climáticas pero no comen adecuadamente, padecen una variedad de enfermedades y tienen una esperanza de vida 2 veces más corta.

Sobre el secreto de su longevidad, los habitantes de Hunza recomiendan mantener una dieta vegetariana, trabajar y moverse constantemente. Entre otros beneficios de este modo de vida figuran la alegría –los hunza siempre están de buen humor– y el control de los nervios: no conocen el estrés.

Mitos y leyendas que nos cuentan en la escuela (y que no son verdad)

No decimos aquí que las maestras y los profesores nos han engañado. Más bien, trateremos de tirar por tierra todos esos argumentos y postulados que repetimos como loros desde el séptimo B y no volvimos a reformular. Aquí, cómo es conveniente seguir y seguir y seguir aprendiendo. Aún de grandes.

escuela

1. Tenemos sólo 5 sentidos. Cualquier niño pequeño te dirá que es cierto, que los cinco sentidos del ser humano son la vista, el olfato, el oído, el gusto y el tacto. De acuerdo a la Escuela de Medicina en Harvard, existen seis sentidos más en el cuerpo humano. Por ejemplo, la propiocepción, que es el sentido encargado de informar la posición del cuerpo en relación a sí mismo. Otro de los sentidos que se mencionan, es la percepción temporal o el sentido del tiempo, que si bien parece sólo parte de nuestro lenguaje cotidiano, en realidad es de los más importantes, pues es el que se encarga de unirlos a todos. El sentido de equilibrio, llamado también la equilibriocepción y otros como: la termocepción, la interocepción y la nocicepción, los cuales puedes consultar en la página de la escuela de medicina en Harvard.

2. El mapa de la lengua. Probablemente recordás la clase en que te enseñaron que la lengua humana está trazada con una especie de mapa, en el que se localizan las áreas perceptivas de sabor. Por ejemplo, la teoría menciona que los sabores dulces se identifican solamente en la punta de la lengua y la percepción del resto de los sabores en otras áreas. La verdad es que el científico alemán D.P. Hanig, llevo a cabo una prueba de sabor en la que descubrió que algunos voluntarios experimentaron ciertos sabores con más intensidad en ciertas regiones de la lengua. Cuarenta años más tarde, un académico de Harvard, el Dr. Boring, interpretó mal los resultados de los estudios y el mapa que consideró como resultado, era simplemente el plan de trabajo para realizar la prueba. Actualmente, los investigadores han sabido por años que toda el área de la lengua es prácticamente igual de sensible a los diferentes tipos de sabores.

3. Utilizamos sólo el 10 por ciento de nuestro cerebro. Esta teoría que se le atribuye infundadamente a Albert Einstein, es uno de los mitos más antiguos sobre nuestro cuerpo. De acuerdo al British Medical Journal (BMJ), investigadores aclaran que la mentira surgió en 1907, para argumentar el potencial de las personas de desarrollar múltiples talentos. La verdad es que utilizamos el 100 por ciento de nuestro cerebro. Especialistas señalan que las imágenes de resonancia magnética y estudios del metabolismo cerebral, demuestran que durante el día no queda ninguna parte del cerebro sin ser activada. Lo importante es fomentar la actividad cognitiva y cerebral desde la infancia, porque eso mantiene y aumenta las conexiones cerebrales.

4. Debemos tomar 8 vasos de agua al día. El consejo de beber 2 litros y medio de agua diarios se remonta a 1945, gracias a una recomendación del Consejo Nacional de Investigación de los Estados Unidos. Posteriormente en 1974, el nutricionista Frederick Stare, avaló el consejo sugiriendo consumir de seis a ocho vasos cada 24 horas. Sin embargo, se ha omitido la segunda parte de las recomendaciones, las cuales señalan que la mayor parte de los dos litros y medio de agua, se encuentran en los alimentos preparados y que, como aclara Stare, incluyen cualquier otro líquido como té, café, leche y cerveza, además del agua contenida en las frutas y verduras. De cualquier forma, hidratarse es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo, pues perdemos diariamente cerca de un litro de agua, que debe reponerse para la actividad del metabolismo.

5. Leer con luz tenue puede causar ceguera. De acuerdo a información del NY Times, leer con poca iluminación o a la luz de las velas, no causa pérdida de la visión, como nos enseñaron. Simplemente, la falta de luz puede crear la sensación de tener dificultades para enfocar y también reduce el parpadeo, lo que causa molestias, porque no se mantiene lubricado el ojo, pero esto no es un efecto que persista ni que dañe la visión.

6. La obesidad depende del metabolismo. Mucho se dice que un metabolismo lento o acelerado, es la causa de que una persona tenga sobrepeso. La verdad es que de acuerdo a algunos científicos, el metabolismo es igual en personas delgadas y obesas, incluso se detectó que algunas personas sin sobrepeso, tienen un metabolismo mas lento que otras que padecen de obesidad. Lo que realmente causa que una persona suba de peso, es que no se mantiene un equilibrio entre las calorías que consume y las que quema.

7. La personalidad se define por el lado del cerebro dominante. Nada es más falso que decir que una persona es más creativa o más analítica porque utiliza más determinado lado del cerebro. La masa cerebral, sí tiene algunas estructuras especializadas que se encargan de realizar determinadas funciones, pero no se agrupan en un lado específico. Los científicos afirman que para ser verdaderamente creativos o analíticos, es necesario tomar recursos de ambos lados del cerebro.

8. El pelo y las uñas siguen creciendo aún después de la muerte. Este es un mito que incluso algunas personas que tuvieron contacto con cadáveres aseguran es cierto. Sin amargo, el médico forense, William Maple, en un artículo de BMJ, asegura que el crecimiento del pelo y de las uñas requiere una compleja regulación hormonal, que no se mantiene después de la muerte. La realidad es que los tejidos blandos se deshidratan, lo que puede llevar a la retracción del cuero cabelludo o de la piel alrededor de las uñas. Esto crea la apariencia de que crecieron, pero sólo es el contraste provocado entre los tejidos blandos encogidos y las uñas o el pelo.

9. Afeitarse provoca que el pelo crezca más grueso y oscuro. Seguramente muchas veces escuchaste esto, y hasta recibido el consejo de depilarse. Pero dermatólogos y estudios que datan de 1928, aseguran que el afeitarse remueve solamente la parte muerta del vello y no la sección viva que está bajo la piel, por lo que es improbable que se afecte el ritmo del crecimiento. En realidad lo que se elimina es sólo la punta, que es más delgada y por eso al salir pareciera ser más grueso y duro. Además, agregó que como el vello nuevo no ha sido sometido a la luz solar o a la exposición de químicos, al surgir aparenta ser más oscuro.

10. La mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza. En algunas partes del mundo, sobretodo en las que el clima frío es más frecuente, se dice mucho que es bueno cubrirse bien la cabeza, porque el cuerpo pierde calor a través de ella. En realidad tapar la cabeza tiene tanto efecto como en cualquier otra parte del cuerpo. De acuerdo al sitio cracked.com, el mito surgió en la década de los 50, cuando el ejército de los Estados Unidos, realizando unas pruebas de supervivencia en climas fríos, cubrió a sus soldados en todas las partes del cuerpo, menos en la cabeza; obviamente esto aceleró la perdida del calor corporal. A raíz de esto, se imprimió un manual de supervivencia, en el cual se aconsejaba abrigar la cabeza porque se perdía del 40 al 45 por ciento del calor interno a través de ella.

Fuente: cracked.com

¡Para estallar de risa! La más bizarra rutina después de bañarse que vi en mucho tiempo

Rutinas. ¿Qué haríamos sin ellas? Algunas son más rigurosas, otras más flexibles pero lo cierto es que rellenan nuestras vidas de colores y texturas. Todos tenemos nuestros hábitos y costumbres, de esas cosas que hacemos todos los santos días, en el mismo orden y que nos dan sentido. Bueno. Esta chica tiene una rutina para “después de ducharse” un poco diferente al resto…

Su experiencia al salir del baño caliente es tan particular que se lo contó a algunos amigos pero nadie quiso
creerle. Así que, como dice ella misma: “Nadie me creía, tuve que grabarlo”. Nunca te imaginarías lo que le pasa cuando ella termina de darse una ducha. Lo más divertido es ver la naturalidad con la que ella continua su rutina. ¿Vos tenés alguna parecida?

Ejemplos imposibles sobre por qué la curiosidad (casi casi) mató al gato

¿Sabés qué está haciendo tu gato en este preciso momento? Todos conocemos el dicho pero muy pocas veces sabemos a qué se refiere. ¿De verdad la curiosidad mató al gato? ¿Por qué, entonces, los gatos son curiosos? ¿Es cierto que se meten en rincones imposibles con tal de investigar mundos desconocidos? ¿Serán los detectives del universo animal? Todo esto y mucho más en… estas fotos hermosas.

gatos01

gatos02

gatos04

gatos09

gatos17

gatos19