Nacio de mi

Con 16 añitos ganó el concurso de belleza y la querian obligar a hacerce las tetas

Las reinas de belleza no son perfectas… por lo menos si aun no se ha desarrollado por tener apenas 16 años, y son “chiquitos especiales” los que ofician el concurso Miss Asia Pacific World.

 

miss pechos naturales

 

Myat Noe ganó el premio, los funcionarios pidieron senos más grandes como parte del trato. “Pensamos que deberían ser más hermosos… así que tan pronto como llegue la enviamos al hospital para operar sus pechos“, dijo David Kim, director de medios de comunicación para el concurso. Pero Noe al enterarse de la obligada intervención, formó parte de la conferencia de prensa y se las tomó a Seúl para aprovechar su éxito y hacer una carrera como cantante.

Leer más…

¡El encantador niño de las corbatas! Tiene 12 años y fundó su propia empresa de moños fashion

monios

Moziah Bridges es un niño pequeño con una cabeza gigante. Colorida y entretenida, como él mismo quiere decir. Por eso, a los 12 años, fundó una exitosa compañía de moños y corbatines. El joven emprendedor, que empezó con su compañía cuando apenas tenía 9 años, ya lleva $150 mil dólares en ventas.

Moziah apareció en CNBC para hablar sobre su emprendimiento y dijo que su negocio había comenzado porque a él le encanta vestirse, pero que se le hacía difícil encontrar corbatines o moños que le gustaran. Así, para solucionar su problema su abuela le enseñó a coser y comenzó a diseñar sus entretenidos corbatines.

Bridges fue formando su compañía y ya tiene 5 personas trabajando para él, incluyendo a su madre y su abuela. CNBC le preguntó a Bridges, cómo encuentra el tiempo para ir a la escuela y dirigir una compañía. A lo que respondió: “Desde que soy CEO, puedo hacerlo cuando quiero hacerlo. Tengo empleados -mi abuela, que tiene como 80 años y mi madre trabajan para mí, además de tres costureras”.

En su sitio web Moziah comentó que diseñar un colorido corbatín  o un moño es parte de su visión de hacer de este mundo un lugar más alegre y entretenido. Los corbatines, algunos moños y las corbatas se venden a 4o dólares.

¿Y esa cara de OJ*TE? Sobre por qué estás siendo SUPER EXITOSO pero creés que no

bebe

A veces te levantás y creés que el mundo es un lugar miserable. O déspota. O tremendo. Y sí, tenés la razón. Te doy la razón. A veces, como te decía, te levantás creyendo que TODO es MUCHO y que ya nada tiene sentido. Pero eso, de ninguna manera, es cierto. El sentido es buscarle el sentido a eso que parece no tenerlo. ¿Cuántas veces empezás a vivir con el control remoto enchufado en el culo? ¿Cuántas veces pasás tus días entre la rutina y el desánimo sin ver lo que realmente conseguiste en tooooodos estos años de lucha? Aquí te mostramos 20 señales de que estás teniendo éxito en tu vida aunque creas que la vida es como dice Woody Allen:

1- Tus relaciones son menos dramáticas de lo que solían ser.
El drama no es signo de madurez. A medida que crecemos, deberíamos madurar. Por lo tanto, si tus relaciones del pasado estaban teñidas de drama y lograste superar eso, entonces tenés éxito.

2- Perdiste el miedo a pedir ayuda y contención.
Pedir ayuda no significa ser débil. En realidad, es una fortaleza. Ninguna persona tuvo éxito estando totalmente aislada. Se necesita un equipo para lograr los propósitos. Pedir ayuda es un signo que muestra que creciste como persona.

3- Elevaste tus parámetros.
Ya no toleras el mal comportamiento –ni de otros, ni de vos mismo. Te mantenés cerca de las personas que se hacen responsable de sus acciones y alejaste de tu vida a las personas que “vampirizan tu energía”.

4- Dejas ir a las cosas que no te hacen sentir bien.
Esto no es narcisismo a pesar de que pueda parecerse. Amarse a sí mismo es en realidad sinónimo de éxito. Ámate lo suficiente como para decir no a las cosas que no te hagan feliz, que no sirvan a tus propósitos o te hundan.

5- Hay momentos en los que aprecias lo que ves en el espejo.
Idealmente siempre deberíamos apreciar a quien vemos en el espejo. Pero eso no siempre pasa, si esos momentos se incrementaron, entonces es una señal de éxito. Ámate a ti mismo. Eres fantástico.

6- Ya aprendiste que los contratiempos y las fallas son parte del crecimiento.
Nadie puede tener éxito todo el tiempo. Eso no es posible. La vida se trata siempre de tener victorias y pérdidas. Por lo tanto, mirá tus contratiempos como piedras en las que puedas apoyar tus pasos en el camino que te guíe a algo mejor. En realidad, no hay contratiempos. Todo es parte del maravilloso viaje.

7- Tienes un sistema de respaldo que incluye gente que haría cualquier cosa por vos.
Si te diste cuenta de cuáles son realmente las personas que te respaldan y pudiste reconocer a aquellas personas que pretenden hacerlo, entonces tuviste éxito. Estos hallazgos son en general dolorosos, pero una vez que aprendiste a ver las señales, es posible mantenerte lejos de esa gente.

8- No te quejás mucho.
Te diste cuenta de que no hay nada de qué quejarse. A menos de que hayas pasado por alguna experiencia terrible o pérdidas inimaginables, la mayoría de las experiencias que tenemos a diario son solamente cosas mundanas. Una persona exitosa sabe esto y viven en un espacio de gratitud.

9- Podés celebrar el éxito de otros.
Que otra gente tenga éxito, no te convierte en un perdedor. Aplaude a la gente que llega a la cumbre. Cuanto más positiva sea la energía que le dediques a las victorias de otra gente, más positiva será la energía que crees para ti.

10- Tenés pasiones que perseguir.
No estás estancado. Sabes que tienes algo maravilloso para contribuir con el mundo. Tienes talentos únicos. No solamente lo sabes, sino que además los persigues.

11- Tenés cosas que esperar.
Si no tienes cosas excitantes en tu vida y no participas de ellas con ganas, entonces estás muriendo de a poco por dentro. La gente exitosa crea objetivos y buscan la manera de lograrlos. Dejan que ese estímulo guíe sus vidas.

12- Tenés objetivos que se hicieron realidad.
A pesar de que las “fallas” son parte de la vida, te aferraste a tus sueños y a tus objetivos por tiempo suficiente como para hacerlos realidad. Ya saboreaste varias veces la victoria. Eso es un maravilloso combustible.

13- Tenés empatía con las otras personas.
Una persona sin empatía, está muerta por dentro. La empatía es sinónimo de diseminar amor y energía positiva en el mundo. La gente exitosa lo sabe. Aman a los otros como si pertenecieran a sus familias.

14- Amás profundamente y dejás que otros te amen.
El amor es siempre riesgoso, y muchas veces atemoriza a la gente. Es una de las cosas por las que luchamos, pero también está íntimamente ligado a una de las cosas a las que más tememos, el rechazo. Si abres tu corazón al amor y a ser amado, entonces eres exitoso.

15- Te negás a ser una víctima.
Sabes que la vida no se ha ensañado contigo. La mayoría de las veces eres el co-creador de tus experiencias de vida. La gente exitosa sabe esto y se niega paralizarse ante las experiencias de la vida. Se levantan y salen a la conquista.

16- No te importa lo que otros piensen.
Sabes que no puedes satisfacer a todos. Sabes que los estándares con los que la sociedad juzga a la gente es totalmente irreal la mayoría de las veces. Por lo tanto, sigue aferrado a tus principios y ama a la persona que eres.

17- Siempre mirás el lado brillante de las cosas.
La vida puede estar llena de desencantos, – si eliges verla de ese modo. También puede verse como algo lleno de posibilidades de aprender. Ninguna experiencia negativa se desperdicia si logras aprender de ella.

18- Aceptás aquellas cosas que no puedes cambiar.
Aceptalo – hay cosas que no podés cambiar en tu vida. Lo único que podés cambiar es tu punto de vista. Si es posible que cambies tu perspectiva negativa de las cosas en perspectivas positivas, entonces tenés éxito.

19- Cambias lo que puedes.
Aceptemoslo también –hay muchas cosas que puedes cambiar en tu vida. La gente exitosa no se sienta a aceptar las cosas negativas que pueden ser modificadas. Salen y hacen algo para producir ese cambio.

20- Sos feliz
Para mí, ésta es la máxima definición de éxito. No importa el saldo de tu cuenta bancaria, o cuán grande sea tu casa o cuantas maravillosas vacaciones te hayas tomado. Si sos feliz, entonces tuviste éxito en la vida.

¡Sin anestesia! SuperVenus, el corto que te hace sentir una diosa aunque seas espantosa

Ya no hay más tiempo. Llega el verano y te agarra la desesperación. Rollos y grasa y panzas y celulitis te corren a la noche en tus más gordas pesadillas. Y te creés una hormiga sola, una hormiga gorda y sola, mirando la nueva tapa de los cuerpos de verrano de la Gente. El video titulado “Supervenus”, seleccionado como uno de los mejores cortos del Festival de Cortometrajes de Bruselas, enfrenta a las mujeres a los estándares que la sociedad ha sabido enarbolar sobre la belleza femenina de forma mordaz y creativa.

El corto comienza con la tapa de un típico libro titulado Atlas de Anatomía Elemental, el guante de una persona (que bien podría ser un cirujano) va directo al sitio donde se encuentra la anatomía femenina, ahí, quita el polvo, elimina algunas indicaciones básicas y comienza a usar el bisturí.

El creador de este cortometraje es el francés Frédéric Doazan, realizador de películas de animación y experimentales, que busca, a través de su trabajo, examinar los estándares de belleza y hacer un listado de lo que se necesita para lograrlo.

El cirujano comienza por la depilación, sigue con la liposucción, el maquillaje, el cabello, el colágeno en los labios, el aumento de busto, el bronceado artificial, el tatuaje en las cejas, el aumento de pómulos, la cirugía en la naríz, y hasta pone un poco de color “rosa” en su cerebro. Como para que todo esté armoniosamente equilibrado y nada falte. Pero tampoco sobre.

Llueve, que mejor que Jugar una horita a los Videojuegos. Lo Recomienda la Universidad de la Sarasa

Según una investigación de la Universidad de Oxford, jugar un poco cada día puede ayudar al desarrollo de niños y adolescentes de entre 10 y 15 años.

 

jugones

 

El estudio analizó los hábitos en videojuegos de casi 5000 chicos y chicas, y sugiere que la influencia de los videojuegos en los niños es muy pequeña en comparación con más factores ‘perdurables’, como si el niño es de una familia funcional, sus relaciones de la escuela, y si se les priva materialmente. Pero al jugar mejoran los niveles de interacción social, hay menos problemas emocionales y menores niveles de hiperactividad. Sin embargo, quienes reportaron jugar más de tres horas diarias eran los menos adaptados socialmente.

El estudio, del doctor Andrew Przybylski, y publicado en el portal científico Pediatrics , asegura que una posible explicación de los resultados es que jugar a videojuegos es algo normal entre niños, por lo que ofrece un lenguaje común para interactuar, frente a aquellos que no juegan y pueden sentirse desplazados.

 

Vía EurekAlert

Uhhh!! Mírenlo al goma… 10 cosas que no debemos hacer

Chicos, chicos, volvieron las cámaras ocultas a Tinelli, y acá duplicamos la apuesta por refritar las cosas más pedorras con las que podemos quemar nuestras máculas. En RonnieArias.com: los Bloopers.
Por ejemplo si el parque de toboganes está cerrado es por algo… mejor no te subás, porque podés terminar en una camilla de hospital en vez de terminar en la pileta.

 
subirse a los  juegos cerrados
 
Leer más…